Aumenta la eutanasia en Bélgica

0
1301

Un estudio realizado en Bélgica muestra el espectacular incremento de los casos de eutanasia en este país desde que se aprobó la legislación que permite esta práctica

En 2002, Bélgica hizo legal la intención de los pacientes de acabar con su vida. El gobierno introdujo “garantías”, incluyendo un panel de expertos para asegurarse de que el procedimiento se hacía conforme a la legalidad.

La investigación, publicada en Canadian Medical Association Journal, muestra que los casos han aumentado de 235 en 2003 a 1807 en 2013. En estas cifras se incluyen todos los grupos de edad y las que han tenido lugar en los hogares o en el hospital. Otro dato destacable es que ha habido un aumento incluso para pacientes con desórdenes psiquiátricos, que sufrían enfermedades que no son terminales o diferentes del cáncer (el número más amplio corresponde a esta patología) y en mayores de 80 años.

En 2012 se dió a conocer el balance de los 10 años de eutanasia en Bélgica. La propia Comisión de Control ha reconocido la incapacidad de conocer el número real de eutanasias:

“Legalizado inicialmente bajo estrictas condiciones se ha convertido en un acto normal e incluso ordinario …/…El silencio por parte del establishment político ha dado lugar a una sensación de impunidad por parte de los médicos implicados y una sensación de impotencia por parte de aquellos preocupados por cómo están evolucionando las cosas”.

Según estos datos oficiales, entre septiembre de 2002 y diciembre de 2011 se produjeron 5.537 casos de eutanasia; en la mayoría de los casos los pacientes alegaron sufrimientos físicos y psíquicos. Entre 2008 y 2011 el número de casos se incrementó un 61 %; hay que destacar que ha aumentado la eutanasia en aquellos pacientes cuya muerte no estaba prevista a corto plazo, así como los casos de trastorno neuropsiquiátrico (50 en 2011).

La Iglesia sigue clamando por la defensa de la vida, desde la concepción hasta la muerte natural, con los cuidados paliativos necesarios en el caso de enfermedades terminales graves y dolorosas para el enfermo.

Así mismo, señalar que el Papa Francisco denunció la aplicación de la Eutanasia el pasado mes de Febrero, y dijo que ” en los momentos de la enfermedad grave y en proximidad de la muerte…en esas situaciones, se hacen agudas las presiones de la eutanasia, sobre todo cuando se insinúa una visión utilitarista en relación con la persona”. En este contexto, recordó una vez más “la firme y constante condena ética de toda forma de eutanasia…”

Nota: La eutanasia está legalizada en Holanda, Bélgica y Luxemburgo. El suicidio asistido en Suiza y, en los Estados Unidos de América, en el Estado de Oregón.

No hay comentarios