“Con los pobres de la tierra…”

347

En esta I Jornada mundial de los pobres nos viene a la memoria el verso de la tonadilla Con los pobres de la Tierra quiero yo mi suerte echar. Y así es. No podemos amar de palabra y de boca sino con obras.

Este amar con obras pasa por la denuncia del asistencialismo encubridor que lava la imagen de empresas y gobiernos que se dedican a recoger limosna pero que no cambian nada. Al igual que nuestras formas de vida consumistas e indiferentes tienen que cambiar para que nuestro amor y preocupación de los empobrecidos sean una verdadera respuesta. Y esto solo puede ser si hacemos realidad lo que significa verdaderamente lo que es la solidaridad: Compartir lo que necesitamos para vivir” .

Hoy el Movimiento Cultural Cristiano ha querido poner el Altar en medio de la calle, generando cultura solidaria para luchar contra las causas de la pobreza. Porque solo el 10% de la población mundial ha decidido, por la fuerza y la violencia, acaparar el 85% de la riqueza mundial y, de ellos, el 1% concentra el 50% de toda la riqueza.

Esta injusticia provoca el dolor en hombres, mujeres y niños a través del hambre, el paro, la esclavitud infantil, la opresión y marginación, la violencia, tortura, guerra, encarcelamiento, la falta de libertad, la ignorancia y analfabetismo, los atentados a la vida como el aborto y la eutanasia, la falta de sanidad,  el tráfico de personas y la esclavitud sexual, el exilio y la miseria, las migraciones forzadas… vidas pisoteadas y maltratadas por el lucro y el poder.

Hoy hemos querido poner el Altar en medio de la calle para levantar la Voz por la dignidad de la persona y alentando a la lucha solidaria, siendo respuesta  humilde a la lista incansable de  las diferentes formas de la  pobreza como fruto de la injusticia social, la miseria social, la codicia y el lucro de unos pocos y la indiferencia generaliza.

Hoy hemos querido poner el Altar en medio de la calle para prestar nuestra Voz a los que no tienen Voz o han sido callados, con medios para la divulgación y formación desde la solidaridad y para la solidaridad.

ÚNETE A NOSOTROS, el testimonio es poder de transformación.

No hay comentarios