El aborto como negocio

0
870

Para muestra un botón. La multinacional Planned Parenthood

Estas son las escalofriantes cifras de Planned Parenthood en Estados Unidos: sólo en 2014 este grupo practicó 323.999 abortos en EEUU, uno cada 97 segundos. Y desde 1978 ha realizado siete millones. Habría que sumar muchos millones más de sus filiales y asociadas en otros países, integradas en la IPPF (International Planned Parenthood Federation).

¿Por qué se propició la polémica suscitada alrededor de Planned Parenthood a finales del 2015?

La opinión pública norteamericana, e incluso internacional, se ha visto impactada por la publicación de diversos videos, filmados por miembros del Centro para el Progreso Médico, que se hicieron pasar por representantes de una empresa que compra tejidos procedentes de fetos abortados y muestran cómo directivos de Planned Parenthood favorecen transacciones comerciales con órganos de fetos obtenidos en sus clínicas. Hasta el momento se han difundido 5 vídeos y se ha anunciado que se publicarán nuevas grabaciones próximamente.

La controversia se ha potenciado al verse en uno de los vídeos a la directora de los Servicios Médicos de Planned Parenthood, Deborah Nucatola, discutiendo la venta de tejidos embrionarios y fetos abortados. En la grabación, Nucatola no ahorra detalles al referirse a que “mucha gente prefiere corazones intactos” de los fetos que han sido abortados, es decir órganos de buena calidad, pero además también solicitan hígados y pulmones en buen estado.

También Melissa Farrel, de Planned Parenthood, en Texas, se refiere a los “cadáveres fetales”, que deben ser obtenidos por medios adecuados para que los fetos no sufran daños en determinados órganos, pues eso les haría perder valor comercial.

Pero al margen de este hecho, lo que sin duda más ha impactado a la opinión pública es la dureza de las imágenes difundidas, pues en ellas se muestran fetos de niños totalmente formados arrojados en contenedores de desechos humanos.

Pero con anterioridad a estos hechos, la venta de órganos procedentes de abortos, por parte de Planned Parenthood, ya fue denunciada por la cadena ABC en el año 20004. En efecto, un reportaje con cámara oculta del periodista Chris Wallace, reveló que había indicios del nacimiento de una próspera industria, en la que los fetos abortados, que supuestamente eran donados a la ciencia, realmente estaban siendo comercializados por “cientos e incluso miles de dólares”.

Denuncia de la Conferencia Episcopal norteamericana

En relación con ello, el pasado 29 de julio, el Presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, y Arzobispo de Boston, Cardenal O’Malley, manifestaba que, “las noticias recientes respecto a Planned Parenthood dirigen nuestra atención hacia dos grandes temas, el primero es el aborto, un ataque directo a la vida humana; el segundo es la, ahora, práctica habitual de obtener órganos de los abortos realizados para su uso en los laboratorios. Ambas acciones son inhumanas y lesionan la dignidad de la vida humana”.

Además, en una reciente carta a los Senadores americanos, pide que se retiren las importantes ayudas gubernamentales a Planned Parenthood, dado que “recientes videos han puesto en evidencia que esta Institución trafica con órganos de fetos abortados, alterando los procedimientos del aborto, no por las necesidades sanitarias de las mujeres, sino para poder obtener los órganos “intactos”, como los requieren las empresas compradoras”.

También diversas iglesias baptistas, metodistas y de otras confesiones, han pedido que se retire la financiación federal a Planned Parenthood.

También los movimientos Provida y otras organizaciones han denunciado los hechos

Igualmente, los movimientos Provida, que en Estados Unidos son muy activos, sustentando una corriente de opinión numerosa que influye objetivamente en el Congreso norteamericano, han denunciado los hechos y han pedido que se retire la ayuda federal aprobada por Obama para Planned Parenthood.

Con este fin, se ha creado una comisión parlamentaria, denominada “Special Investigative Panel of Infant Lives”, que tiene como objetivo investigar la industria del aborto y particularmente las actividades de Planned Parenthood, su financiación por el Gobierno Federal y sus ganancias obtenidas, entre otras fuentes, de la venta de órganos de no nacidos.

También el Fiscal General de Ohio, Mike Dewine, ha denunciado que como consecuencia de una investigación a Planned Parenthood se han descubierto indicios de que esta institución viola las leyes estatales en relación al tratamiento de los cuerpos de los bebés abortados, pues muchos de ellos son arrojados en vertederos humanos, lo cual, según el Fiscal, es cruel y totalmente inhumano y además se violan las leyes estatales que determinan que los restos fetales abortados se eliminen con humanidad.

¿Cómo se presenta Planned Parenthood?

Según su propia definición es una “Organización no gubernamental de ámbito mundial que tiene como objetivos generales la promoción de la salud reproductiva y la salud sexual así como la defensa del derecho de las personas a tomar sus propias decisiones en relación con la planificación familiar (abortos quirúrgicos y químicos) y el libre uso de métodos anticonceptivos.

Se fundó en el año 1952 en la ciudad de Bombay, India. En la actualidad son miembros más de 149 asociaciones que trabajan en más de 189 países”.

Planned Parenthood se presenta ante las Administraciones y las empresas privadas como una ONG, cuyo único fin es atender las necesidades de las mujeres y asegurarles el mejor tratamiento para evitar los embarazos indeseados y en el caso de que éstas deseen abortar prestar este servicio con la mejor tecnología y todos los requisitos que garanticen su salud.

¿Pero, qué es Planned Parenthood realmente y qué actividades desarrolla?

Según su Informe anual de 2015, Planned Parenthood tiene 622 clínicas y 62 centros afiliados diseminados por todo el territorio norteamericano. También realizan esta atención en muchos otros países, mediante sus filiales.

Sus actividades principales son:

  1. La práctica del aborto “seguro” para lo que cuentan con clínicas adecuadamente equipadas y con profesionales entrenados especialmente para este fin, lo que la transforma en el primer proveedor de abortos en los Estados Unidos, habiendo realizado en el año 2014, 327.653 abortos quirúrgicos, un tercio de todos declarados en el país. Un promedio diario de 893 abortos en 2013, según los últimos datos del informe presentado en 2015. De 2011 a 2013 los abortos declarados por esta institución ascienden a 988.783.
  2. También la distribución de fármacos anticonceptivos. Así distribuyó 1.500.000, de lo que denominan “emergency contraception kits”, píldoras del día después que tiene efecto abortivo en el caso que haya habido fecundación.
  3. Cada año atienden a 2 millones de personas.

Realizan otros servicios de salud para la mujer, que vienen decreciendo, mientras el control de la natalidad y los abortos aumentan.

Desde un punto de vista cultural defiende la difusión del aborto como derecho de la mujer, la defensa legal e incluso el aborto selectivo, afirmando que la mujer tiene derecho a interrumpir un embarazo simplemente porque lo desea.

¿Cómo se financia?

Según Wikipedia, obtiene fondos de “fundaciones y organizaciones relacionadas con la salud y la pobreza, fideicomisos y particulares, incluida la Comisión Europea y el Fondo de Población de las Naciones Unidas para proyectos especiales.

La mitad de su financiación proviene de programas oficiales de asistencia para el desarrollo de los gobiernos”.

Según el Informe de esta Institución, ya comentado, solamente para su red de establecimientos en Norteamérica, recibió en el año 2013 más de 500 millones de dólares de fondos federales, que es el 42% de su presupuesto.

También recibe financiación de la Fundación Bill y Melinda Gates, Fundación Ford, Warren Buffet y otras, aunque recientemente varias de estas empresas han dejado de aportar.

Promover el aborto en Iberoamérica (Chile)

La multinacional del aborto Planned Parenthood ha destinado cerca de mil millones de pesos chilenos (algo más de 1,2 millones de euros) a promocionar el aborto en el país entre 2008 y 2015.

De acuerdo a una investigación realizada por el diario El Demócrata, el 78 por ciento de los 931.454.806 pesos chilenos que Planned Parenthood ha destinado a Chile han ido a parar a las arcas de la Asociación Chilena de Protección de la Familia (APROFA).

Esta organización fue impulsora de la llegada de la píldora del día después a Chile en 2007 y de la elaboración de las normas nacionales sobre la regulación de la fertilidad en 2014 y su directora, Débora Solís ha manifestado su compromiso para “conducirla hacia los objetivos que hemos propuesto a la luz de los objetivos estratégicos de IPPF”.

Otra de las organizaciones que han recibido apoyo financiero de la principal patronal abortista del mundo es ‘Miles Chile’, que sólo en 2015 recibió 66.000 euros (más de 48 millones de pesos chilenos).

Fuentes: www.observatoriobioetica.org, www.solidaridad.net

No hay comentarios