El salario y los beneficios, un divorcio en toda regla

0
598

El deterioro paulatino del empleo está teniendo efectos negativos sobre las condiciones de trabajo de muchos trabajadores. Pero también sobre las cuentas de la Seguridad Social. Un dato lo acredita. Apenas el 48% de los asalariados cotizantes tiene un empleo indefinido a tiempo completo

Es decir, que menos de la mitad de los trabajadores por cuenta ajena tiene un puesto de trabajo estable o con una jornada similar a la ordinaria (39 horas semanales).

En concreto, y según datos de la propia Seguridad Social, únicamente 6,41 millones de asalariados son indefinidos a tiempo completo, mientras que 6,93 millones están empleados a tiempo parcial (aunque su contrato sea de carácter indefinido); son fijos discontinuos (trabajan durante una parte del año); tienen un contrato temporal (a tiempo completo o parcial), o han firmado un contrato de aprendiz, formación o prácticas.

Este mapa laboral, como no puede ser de otra manera, tiene un impacto muy relevante sobre los ingresos de la Seguridad Social en unos momentos especialmente delicados para el sistema público de protección social, que este año finalizará con un déficit equivalente a unos 17.000 millones de euros.

Los tres últimos años de crecimiento de la economía española han devuelto ya a los beneficios empresariales por encima del nivel nominal de 2008, cuando comenzó la crisis, pero los salarios están seis puntos por debajo del máximo marcado entonces y pierden cuatro puntos porcentuales en el reparto de la renta nacional. La pérdida se concentra en los trabajadores de la construcción y, en menos cuantía, en la industria.

graficoriqueza
Imagen de diario 5 días

Esta evolución tan divergente es consecuencia de las políticas de rentas aplicadas en España para recomponer la competitividad de la economía y recuperar el crecimiento. La opción por la devaluación salarial ante la imposibilidad de la devaluación cambiaría, consistente en rebajas de los salarios del empleo existente y reducción de los de nueva creación, ha logrado abaratar los bienes y servicios españoles y hacerlos más competitivos. Pero con el precio de un retroceso significativo de las rentas salariales en el reparto de la riqueza nacional.

Fuente: Diario 5 días, Solidaridadnet

No hay comentarios