El turismo sigue copando la explotación sexual de niños en el mundo

0
1033

Si queremos buscar cifras sobre la explotación sexual de niños en destinos turísticos, vemos que la situación se repite en muchos países del mundo. Existen algunas fuentes más fiables, pero aclaran que las cifras que manejan son sólo aproximaciones. Es decir, la realidad es mucho peor de lo que nos dicen estas estadísticas. No son exactas

Por ejemplo, la Unicef calcula que, en todo el mundo, alrededor de un millón 800.000 niñas y niños son víctimas de explotación sexual turística.

En mayo pasado se dio a conocer un nuevo estudio sobre la explotación sexual de los niños en los viajes y el turismo en el mundo, realizado durante dos años, aunque no aportan cifras, sostiene que hoy más niños están siendo esclavizados sexualmente.

No obstante, las conclusiones a las que llegaron dibuja con precisión la naturaleza de este gravísimo problema, con algunos puntos que llegan a sorprender.

El grado de SECTT (Explotación Sexual de Niños en Viajes y Turismo) ha aumentado fuertemente y su naturaleza ha cambiado drásticamente. Su perfil general es: blanco, hombre de mediana edad, rico, occidental, ya no son el delincuente típico. El infractor puede ser joven o viejo; algunos son pederastas… Evidentemente, también hay bastantes turistas regionales o locales con poder adquisitivo.

Las conclusiones que muestran los 9 informes regionales (Asia oriental, Europa, América Latina, Oriente Medio y África del Norte, América del Norte, Pacífico, Asia meridional, Asia sudoriental y África subsahariana) revelan similitudes, como el que se produzca una mayor diversificación de los viajes y el turismo con este “motivo”

El informe define a estos sujetos como delincuentes “situacionales”, es decir, participan en el abuso de los niños a causa de una oportunidad”, señala el estudio y añade las siguientes conclusiones:

No hay ningún delincuente típico, son los turistas, viajeros por negocios, los trabajadores en tránsito por la zona o los migrantes con dinero…

Otro dato a tener en cuenta es que internet y la tecnología móvil han impulsado el aumento de SECTT mediante la creación de nuevas vías para la explotación.

La mayoría estos depredadores sexuales no planearon el crimen, lo cometen porque hay una oportunidad y que creen que pueden salirse con la suya.

Ningún niño es inmune y las víctimas no sólo son pobres, aunque si la mayoría se sitúa en la marginación.

La detención y procesamiento de los delincuentes se ven obstaculizados por la falta de coordinación e intercambio de información entre las autoridades.

Son alarmantes los bajos índices de condenas, lo que significa que la mayoría de estos turistas-delincuentes evaden la justicia.

Redacción: solidaridadnet

No hay comentarios