Industria textil: Trabajo esclavo en Camboya

1650

Condiciones de trabajo esclavo y salarios extra bajos en Camboya. En este país, al igual que en otros países productores de ropa, que exportan sus confecciones al mercado europeo y americano, los empobrecidos sufren las consecuencias del imperialismo transnacional

Camboya ha estado en el centro de atención debido a sus condiciones de esclavitud en el trabajo especialmente de este sector.

Sector de la confección del país que involucra a unos 750.000 trabajadores en más de 1000 fábricas. Camboya exportó prendas de vestir y calzado en el equivalente a 7.000 millones de dólares estadounidenses en 2015.

Se ha publicado recientemente un informe, conjunto de la ONG Central para la Alianza de Trabajo (Camboya), Human Rights y otra noruega “Future in Our Hands”; en el que se denuncian a proveedores de H&M. Varias violaciones laborales graves se identifican en las diversas fábricas, y nombran entre otras, a suministradoras (“con categoría de platino y oro”) de H&M.

Negociaciones para subir el salario mínimo.

Camboya retoma la negociación para subir el salario mínimo. Las fuerzas sindicales del país acuden a las conversaciones con un nuevo listón salarial de 180 dólares mensuales, frente a los 140 dólares actuales. Parecería irrisorio si no fuera por el drama que subyace.

En declaraciones a la prensa local, los representantes sindicales aseguran que su punto de partida para sentarse a negociar no es suficiente, pero consideran que no pueden pedir más. La respuesta de la patronal (Garment Manufacturers Association in Cambodia) ha sido que la industria “no está preparada para asumir una subida de estas características”

En los últimos años, el salario mínimo en la industria de la confección de prendas y de la fabricación de calzado, principales actividades exportadoras del país, ha aumentado de “la miseria absoluta o a otra gran miseria”

En 2012, el sueldo mínimo de los trabajadores de Camboya se situaba en 66 dólares mensuales.

Hipócritamente, algunos medios pagados por la industria textil, dicen que Camboya ha sido uno de los países donde los grandes grupos de la distribución de moda han hecho mayor presión para la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores del sector textil. Inditex, H&M, Primark, Esprit o C&A son algunos de los grupos implicados en una plataforma para alcanzar una negociación colectiva en el país, en el que también están patronal y sindicatos del país. La patronal parece que quiere lavar la cara a la vez que controlar esa subida de salarios. En muchas ocasiones, se ha denunciado la obstaculización de la sindicación, de la que han sido objeto los trabajadores en estas fábricas.

Redacción: Solidaridad.net

No hay comentarios