La violencia en Iberoamérica, parte de la III Guerra Mundial por partes

398

El Papa Francisco ha denunciado más de una vez que estamos en una guerra mundial por partes. Las armas, el narco y la trata campan por sus anchas en los continentes empobrecidos, y generan muerte a su alrededor además de cuantiosos beneficios para unos pocos. Hace poco ha salido un informe del IIEE (Instituto Internacional de Estudios Estratégicos) que es demoledor

México y Venezuela

El último informe del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos sitúa a México como el país más violento del mundo, solo por detrás de Siria y antes que Afganistán.

Marzo fue el mes con más homicidios de los últimos seis años en México, considerado por un informe internacional el segundo país más violento después de Siria. Este año, el último que queda del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, lleva camino de ser el año más violento de su mandato. El mes de marzo fue el que más homicidios dolosos registró desde la llegada del mandatario. En ese mes hubo 2.020 asesinatos, la cifra más alta desde 2011, cuando ocupaba la presidencia Felipe Calderón y emprendió su combate militar al narco. El último informe del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos sitúa a México como el país más violento del mundo, solo por detrás de Siria y antes que Afganistán.

Últimos sucesos

Un enfrentamiento entre militares y ladrones de combustible que deja varios muertos, entre ellos uno presuntamente por un tiro de gracia de un uniformado; las balaceras en el Estado de Tamaulipas, asolado por la guerra del narco, se intensifican a diario; un asalto a una sede del PRI, el partido gobernante, deja cinco cadáveres… La sucesión de hechos es de este mes de mayo, pero podría ser del mes pasado. O lo será, con cambios de escenario, seguramente el próximo.

La barrera de los 2.000 muertos no se superaba desde 2011 —los registros oficiales se iniciaron en 1997—, siendo presidente Felipe Calderón, el mandatario que ordenó sacar al Ejército a las calles hace ya más de 10 años y cuya guerra contra el narco, lejos de ser eficaz, ha dejado más de 100.000 muertos y 30.000 desaparecidos.

El Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, en sus siglas en inglés), en su informe anual de 2016, sitúa a México como el segundo país más violento del mundo, en términos absolutos, con 23.000 asesinatos, solo por detrás de Siria, con 50.000, y antes que Afganistán e Irak, con 17.000 y 16.000, respectivamente. El organismo británico subraya el incremento de un 22,8% del crimen en el último año, lo que considera un deterioro de una de las principales promesas de campaña de Peña Nieto. Además, recuerda que México ha sido incapaz de sacar adelante la Ley de Seguridad Interior, una hoja de ruta para la actuación de las fuerzas armadas y federales en el combate al crimen organizado.

El estudio del IISS ha creado revuelo en México. El Gobierno rechazó las conclusiones por considerar que utiliza cifras “cuyo origen se desconoce”, refleja estimaciones basadas en “metodologías inciertas” y aplica términos jurídicos de manera equivocada. Tanto la Secretaría de Gobernación como la de Relaciones Exteriores consideran “irresponsable e incorrecto” el término de conflicto armado con el que el IISS cataloga la violencia en México.

Venezuela, sin datos

El informe solo analiza los países en los que considera que existe un conflicto, de ahí que obvie datos sobre Venezuela, donde la violencia se ha disparado en los últimos años debido a la crisis social e institucional que vive el país. Algunas organizaciones han considerado a Caracas la ciudad más peligrosa del mundo, aunque la falta de datos oficiales hace complicado un análisis certero. En América Latina, el informe del IISS solo ahonda, además de México, en Centroamérica y Colombia.

No hay comentarios