Litio, el nuevo oro blanco

1192

Hace un par de años, el litio era un metal irrelevante. Hoy, ha cambiado, gracias a los avances tecnológicos y su uso en los dispositivos. El llamado “oro blanco” alimenta las baterías de computadores, smartphones e, incluso, automóviles

Este metal blanquecino que a mediados del siglo XIX se utilizaba para tratar desde la gota hasta desórdenes psiquiátricos, hoy -aunque se sigue usando como tratamiento para el trastorno bipolar- la mayoría de la gente lo asocia ya con las baterías.

De hecho, es un componente imprescindible para alimentar nuestros teléfonos, computadoras portátiles y otros dispositivos del estilo.

Y con el auge de los coches híbridos, el mercado para este metal al que ya se conoce como el “petróleo blanco” o el “oro blanco” no hará más que crecer; hasta tres veces, de acuerdo a Goldman Sachs.

La mayoría de las reservas de litio se encuentran en Sudamérica, en concreto en el llamado “triángulo del litio”, localizada en el límite de Argentina, Bolivia y Chile.

Se calcula que almacena más del 85% de las reservas conocidas. Especialmente el salar de Uyuni, en Bolivia, del que se cree que podría contener hasta la mitad de las reservas mundiales.

Y, según informa el diario El Confidencial, Latinoamérica sonríe ante el boom del litio. Especialmente Chile, ya que, junto a Argentina y Bolivia, conforman el “Triángulo del Litio”, lugar donde se concentra cerca del 60% de las reservas del mineral. Sonríen porque el precio del metal ha incrementado con el paso de los años.

El precio de la tonelada de litio ha pasado de los 1.670 euros en 1998 a 8.600 euros en 2016. El ‘boom’ de la tecnología, las baterías Tesla y los coches eléctricos han disparado la demanda

¿El principal comprador? China. Sus avances tecnológicos hicieron que el precio del litio se duplicara entre noviembre y diciembre de 2015. Esto ha hecho que los principales extractores del material saquen cuentas alegres.

A pesar de que Bolivia concentra la mayor cantidad, sus condiciones meteorológicas impiden la correcta extracción del mineral. Algo que si ha aprovechado Chile, el primer productor mundial de litio. Controla alrededor del 33% del mercado. El Salar de Atacama es la segunda mayor reserva mundial del mineral. “Chile debe aumentar al máximo la ventaja de ser hoy un productor líder a nivel mundial. Ha de asegurar el retorno económico antes de que su cuota de mercado se reduzca radicalmente por competencia”, reclama Jaime Aleé, director del Centro de Innovación del Litio de la Universidad de Chile.

A pesar de que hay ciertos sectores que sacan cuentas alegres, otros expertos dicen que han sido exageradas las expectativas.

Las multinacionales van a por el mineral

Hasta ahora sólo Rockwood y SQM explotan el litio en Chile. La primera tiene un 33% de participación del mercado mundial y la firma de Ponce Lerou un 23%.

Rockwood Lithium explota yacimientos de minerales en Europa, América del Norte, América del Sur, Asia y Australia.

Tendremos otro ciclo alcista en cuanto a actividad minera en Iberoamérica con el Litio, pero ¿revertirá en los pueblos?. Veremos.

No hay comentarios