Más abortos en China que población EEUU

1314

Desde que comenzara la política del hijo único en China en 1979, se han registrado más 336 millones de abortos legales, aunque se calcula que la cifra podría superar con creces los 450 millones si se tienen en cuenta los clandestinos. Por tener algún punto de referencia comparativo, la población actual de Estados Unidos es 318 millones de habitantes.

El Comité Central del Partido Comunista, tras cuatro días de deliberaciones en un hotel del oeste de Pekín sobre los planes económicos y sociales a aplicar en el país durante los próximos cinco años, anunció que todas las parejas que lo deseen podrán tener dos hijos. La medida tendrá que aprobarse aún en el Legislativo chino, la Asamblea Nacional Popular, el próximo marzo, como el resto del 13 Plan Quinquenal, para el periodo 2016-2010.

La reunión plenaria ha acordado “permitir a todos tener dos hijos”, indica el comunicado oficial. Se trata, añade, de “poner en marcha políticas que hagan frente al envejecimiento de la población”.

Una auténtico desastre moral, social, cultural y demográfico.

El número de abortos en China desde 1979 supera a la población actual de EE.UU.

En China, con una población de 1.367.820.000 habitantes, hay 119 niños nacidos por cada 100 niñas, y cuenta con una de las tasas más bajas de fertilidad, es decir, entre 1.5 a 1.7 hijos por mujer, muy por debajo del nivel de reemplazo de 2,1.

“El aborto forzado destroza a las mujeres psicológicamente”, ha expresado Reggie Littlejohn (Derechos de la mujer sin fronteras), a la vez que ha pedido a aquellos que se oponen a la política, a que ayuden a las mujeres en el país a resistir a aquellos que la obligan a abortar o abandonar a sus hijas.

Desde la década de 1980, Steve Mosher ha sido uno de los más profundos investigadores y críticos de la política del hijo único de China. Las madres, relató en una ocasión, “lloraban pidiendo misericordia y rogando por sus hijos a punto morir o que fallecían delante de sus ojos apenas extraídos de sus vientres”.

En un texto publicado, Mosher, actualmente presidente del Population Research Institute (PRI), señaló que el gobierno chino se está alejando “de los límites de nacimiento draconianos”, pero “no porque las principales autoridades del Partido (Comunista) hayan desarrollado repentinamente una conciencia”.

Por el contrario, indicó, lo que ha sucedido con el gobierno chino es que “finalmente se han dado cuenta de que una fuerza laboral que disminuye y una población envejeciendo rápidamente están paralizando el futuro crecimiento económico”.
En base a las cifras y proyecciones económicas, señaló, “China está envejeciendo antes de enriquecerse, y las presiones sobre los nacientes programas de pensiones en China serán enormes”.

El gobierno chino, dijo, “ahora reconoce que debe dejar de restringir el nacimiento de niños y comenzar a alentarlo tan pronto como sea posible”, pero no puede “simplemente abandonar la política por completo y admitir que se equivocó. Eso pondría en cuestión la legitimidad del régimen”.

El presidente del PRI indicó que “ahora a las parejas se les permite tener un segundo hijo. Pero no esperen que se detenga ahí. Un gobierno empeñado en controlar la fertilidad de su pueblo hará lo que sea necesario para producir el número de niños que crea necesario”.

Autor: Luis Antonio Macías
Fuentes: Elpais.es / Lagranepoca.com / Infovaticana.com
__________________________________________________________

Manifiesto Rechazamos el Aborto porque somos de Izquierda

 

No hay comentarios