Inicio > ¿Dónde van nuestros donativos para África?

¿Dónde van nuestros donativos para África?

05/01/2012 

El autor reflexiona sobre el verdadero destino de los fondos de las distintas ONG, llegando a conclusiones duras en lo que se refiere a los gastos y estilo de gestión, poniendo como ejemplo a Uganda.

Escucho con frecuencia la pregunta: ¿cómo llegan nuestros donativos a la gente que los necesita?

He vivido 35 años en Uganda y he visto cómo funcionan los gobiernos en relación con los fondos que reciben y están otorgados para fines específicos en África. El desvío de tales fondos es endémico, escandaloso e impune. He constatado también cómo funcionan y viven las grandes ONG de la ONU y de los gobiernos, las ONG privadas y las de la Iglesia.

En primer lugar quiero dejar bien claro que todas las organizaciones hacen algún servicio para ayudar a los pueblos necesitados. La cuestión es: ¿qué porcentaje de los donativos llega realmente al destinatario: un 90%, un 70%, un 50% o un 20% solamente? ¿Por qué no somos más transparentes con los donantes llamando a las cosas por su nombre?

Aquí presento dos criterios para responder a esas preguntas: los datos presentados por la propia ONG por un lado y por otra parte nuestra larga experiencia en África.

Podemos distinguir tres grupos de ONG:

1. Las ONG de la ONU y las de los gobiernos,

2. Las ONG independientes, y

3. Las ONG de la Iglesia.

En Uganda existen unas 450 ONG, y en la zona de Karamoja solamente, encontramos unas 300 ONG. Uno se pregunta: ¿Por qué tantas?

1. Las ONG de la ONU y de los gobiernos: UNICEF, FAO, WFP, OAD, etc.

Estas son las que manejan ingentes cantidades de fondos. Las que más gastan en su gestión con un estilo de vida “a lo grande” y las que dedican menor porcentaje a los destinatarios.

Yo he visto cómo viven “a lo grande” muchos de sus funcionarios, con reuniones semanales por los hoteles de cinco estrellas y he escuchado a muchos líderes ugandeses decir: ¿así es como se salvan los niños-as de Uganda? También he constatado que varias ONG, como la OAD, (organismo alemán para el desarrollo), emplea en África solo ciudadanos-as alemanes-as que viven también “en lujo”, creando tensión entre los colaboradores ugandeses

Según la memoria de UNICEF: el 76% de los ingresos va a los programas de UNICEF y el 16% se dedica a la presencia social y solo un 5% a la gestión. Aquí la cuestión es: ¿qué significan exactamente esos programas, y a quién benefician tales programas? Según mi experiencia en Uganda estos datos no presentan la realidad claramente. Yo he visto cómo viven “a lo grande” muchos de sus funcionarios, con reuniones semanales por los hoteles de cinco estrellas y he escuchado a muchos líderes ugandeses decir: ¿así es como se salvan los niños-as de Uganda? También he constatado que varias ONG, como la OAD, (organismo alemán para el desarrollo), emplea en África solo ciudadanos-as alemanes-as que viven también “en lujo”, creando tensión entre los colaboradores ugandeses. Su primer objetivo parece ser: asegurar su gran estilo de vida, aun en África. El estilo colonial continua. ¿Sabéis que el jefe de UNICEF-CEO recibe un salario de 1.200.000 dólares al año además de un Rolls Royce para su uso exclusivo? Solo el 0,14% de lo que él recibe llega a la causa.

2. Las ONG independientes: Cruz Roja, Oxfam, Cafod, Medicus Mundi etc.

Estas ONG disponen de grandes fondos también y realizan una obra social considerable. También necesitan ser más transparentes en informar a los donantes claramente que porcentaje de los fondos recaudados llega a los destinatarios y que parte se queda en su gestión. Encontraríamos grandes sorpresas.

Según mi experiencia y contactos con la gente y líderes de toda Uganda, podría decir que al menos el 50% se queda en sus salarios, gestión y viajes. Conviene señalar que también viven un estilo de vida muy por encima de la población, a la que llegan mermados servicios. Estas organizaciones ¡parecen ser una buena forma de vida!

¿Sabéis que Marsh J. Evans, presidente y CEO de la Cruz Roja americana recibe un salario anual de 651.957 dólares con privilegios de viajes, cuidados de salud etc, y que solo un 0,39% de lo que ella recibe llega a la causa?

Según un informe canadiense, los presidentes de: “United Way” y de “World Vision” (Canadá) reciben como salarios base más de 300.000 dólares anuales además de palacetes y toda clase de beneficios a su disposición mientras que un 0,51% de lo que ellos reciben, llega a la causa.

3. Las ONG de la Iglesia: MANOS UNIDAS Y CARITAS.

El 91.6% de los donativos recibidos llega a los destinatarios. La razón principal es que funciona con un núcleo mínimo de profesionales con salario y la inmensa mayoría trabajan como voluntarios. Cuando visitan sus proyectos de educación y desarrollo viven en nuestras casas de misión y viajan con transporte público.

Su dedicación y seguimiento de proyectos es ejemplar. Basta visitar cualquier de los países de África donde trabajan, para darse cuenta del trabajo profesional que realizan y de cómo los valoran los propios del país.

CONCLUSION: La mayoría de las ONG siguen perdiendo credibilidad, sobre todo para los que las hemos visto funcionar en África. Las razones más importantes son: insuficiente transparencia, gran número de funcionarios, muy alto estilo de vida, su número exorbitante y su falta de inculturación y conocimiento de las lenguas y por tanto de las culturas africanas.

De las 450 ONG en Uganda, solo se ven trabajar sobre el terreno unas diez o doce. Algunas no solamente hacen el ridículo sino que resultan a veces escandalosas. Más que un remedio muchas ONG parecen ser más bien una epidemia.

* Extracto

Imprimir artículo
Suscríbase a nuestro boletín

Buscar en esta web

Suscríbete a nuestro boletín

Agenda

    No hay actos programados para las próximas fechas

Aula Malagón - Rovirosa
Red de Casas de Cultura y Solidaridad