Inicio > Jesucristo, prohibido en el fútbol y en los SMS

Jesucristo, prohibido en el fútbol y en los SMS

04/04/2013 

La falta de libertad religiosa se traduce en múltiples formas de persecución, discriminación y hostilidad contra los cristianos, que van desde la violencia explícita a la denuncia sutil. En los últimos meses se han producido algunas de estas manifestaciones en países como Pakistán o Arabia Saudí, lugares donde la práctica de la fe en libertad es casi una utopía.

En el caso de Pakistán, la palabra Jesucristo no se puede incluir en ningún mensaje sms a través del teléfono móvil. La Autoridad de Telecomunicaciones del país ha establecido un mecanismo de censura en los mensajes sms que pretende evitar contenidos "obscenos, indecentes, falsos o inventados" así como palabras que consideran vulgares. En total, este organismo ha incluido 1.600 palabras que deben ser censuradas, entre las que se encuentra el término "Jesucristo". Y así se lo han hecho saber a las compañías telefónicas que ofrecen sus servicios en Pakistán. Desde la Conferencia Episcopal de Pakistán aseguran que prohibir esta palabra "es una violación de nuestro derecho de evangelizar y hiere los sentimientos de los cristianos. Es otro acto de discriminación hacia los cristianos y una abierta violación de la Constitución de Pakistán".

Mientras, en Arabia Saudí, el futbolista colombiano Juan Pablo Pino fue detenido por la Policía Moral del país por exhibir un tatuaje con el rostro de Jesús en un brazo. El delito se produjo cuando el deportista decidió darse un paseo por un centro comercial con su mujer, vestido con una camiseta sin mangas que mostraba el rostro de Jesús tatuado en su brazo. La imagen provocó la indignación de los clientes del lugar, que comenzaron a insultarle y atrajeron la atención de la Policía Moral, encargada de velar por el cumplimiento de las estrictas reglas de conducta que rigen en el reino saudí. Los agentes detuvieron al jugador del club Al Nasr hasta la llegada del delegado del equipo, que se encargó de solucionar el problema.

El jeque Mohamed Nayimi, uno de los clérigos más reputados del país, ha advertido de que las leyes saudíes prohíben los tatuajes, sea cual sea su forma, y pidió a las autoridades que impongan en los contratos de los futbolistas extranjeros la condición de respetar la ley islámica.

 

Fuente: AIN

Imprimir artículo
Suscríbase a nuestro boletín

Buscar en esta web

Suscríbete a nuestro boletín
Red de Casas de Cultura y Solidaridad