Venezuela se queda sin comida: reduce un 80% las importaciones de alimentos

530

El Gobierno de Nicolás Maduro reduce un 80% las importaciones de alimentos que llegan a Venezuela por la escasez de divisas

Los ingresos del petróleo, que representan el 95% de la entrada de moneda extranjera, se han desplomado con el abaratamiento de los precios del crudo dejando los estantes de los supermercados prácticamente vacíos, eso sin contar con el mercado negro de dólares y la doble economía en el país.

La economía de Venezuela posee una enfermedad crónica, como señala el diario local El Nuevo País, y está dejando sin comida y sin dinero a los venezolanos que no pueden costear los alimentos de extraperlo. La llegada de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) no ha hecho más que agravar la situación financiera insostenible de Venezuela. No solo han aumentado las protestas y las muertes de los ciudadanos en las calles del país, además, los precios de los alimentos se han disparado y el comercio negro de divisas campa a sus anchas.

El control del Gobierno sobre la economía venezolana es total, de hecho, según la misma publicación, las autoridades locales de algunos estados de tendencia chavista han emitido decretos para prohibir el dinero en efectivo en los circuitos comerciales.

8 de cada 10 productos consumidos en el mercado local con importados

La limitación de retirar dinero en efectivo, ha estimulado la aparición de comerciantes que venden productos fuera de la legalidad y, de paso, recaudan moneda en efectivo que más tarde venden con una comisión de hasta el 10%. En definitiva, el Gobierno está intentando controlar la economía del país de manera férrea, aún más si cabe, pero no es capaz de generar el número de divisa extranjera suficiente para pagar sus importaciones de alimentos.

Venezuela, según las mismas fuentes, tiene unas necesidades alimentarias de 32.000 millones de dólares al año, sin embargo, no produce más de 2.000 millones de dólares internamente. Los ciudadanos se han visto obligados a acudir a las fronteras en busca de alimentos o a territorio colombiano para conseguir moneda estadounidense que no pueden conseguir en los canales legales. De hecho, según un estudio de la consultora Ecoanalítica, más de la mitad de las importaciones privadas de Venezuela se han financiado con dólares sacados del mercado negro.

Hoy más que nunca Venezuela depende de las importaciones, de hecho, se calcula que 8 de cada 10 productos consumidos en el mercado local con importados.

La falta de alimentos, como explicaba a OKDIARIO el venezolano Carlos Oteyza, no es ninguna quimera sino una realidad. “Afortunadamente”, relataba hace apenas unos meses, “soy de esos privilegiados que no hago colas en los supermercados” porque tiene la capacidad de pagar los alimentos más caros.

Los venezolanos, que hacen colas en las puertas de los establecimientos para hacerse con los alimentos básicos subsidiados por el Gobierno “podrán o no comprar dependiendo del número del documento de identidad”, señalaba. Además, a tenor de sus explicaciones, los ciudadanos no van con la lista de la compra, no, acuden y eligen entre los productos que el Ejecutivo de Maduro ha importado del exterior.

La situación, además, no parece mejorar para los venezolanos tras la decisión de los países de Mercosur de aislar el país de Madura ante la continua violación de los Derechos Humanos. Por otra parte, el FMI augura un que el PIB se contraerá un 12% este 2017 tras el desplome del 18% del pasado año.

En solo cuatro años, el PIB de Venezuela se habrá desangrado más de un 50%, según el economista Ricardo Haumann en declaración al periódico local. Además, cree que el escenario se va a poner aún más negro: “Entramos en una época en la que la presencia expropiadora del Gobierno en el ámbito económico”.

Una situación que se agrava todavía más con la caída de los precios del petróleo de Brent que está instalado en los 50 dólares, aunque ha llegado a cotizar en los 26 dólares a principios del año 2016.

No hay comentarios