Violencia y muerte en Venezuela: Defendamos la dignidad de las personas

312

La fundación Por la dignidad Sagrada de la Persona se ha manifestado en San Félix- Guayana (Venezuela), un año más, con motivo de los Santos Inocentes (28-D) denunciando la situación violencia en el país caribeño.

Cada 28 de diciembre día de la evocación a los Santos Inocentes, la Fundación por la Dignidad Sagrada de la Persona, realiza un acto de denuncia por los asesinatos violentos y los casos de impunidad en Venezuela y en el municipio Caroní.

Este año no fue la excepción y los miembros de la institución en colaboración con el Movimiento Cultural Cristiano y varias parroquias de la Diócesis de Ciudad Guayana se dieron cita en la mañana del día 28 de Diciembre en la redoma de El Dorado, ubicada en San Félix.

“Hace tres años nos asombramos con la cifra de 500 asesinados. Lamentablemente hoy se queda corta. Nuestro llamado es a valorar la vida como lo más importante, lo más sagrado para nosotros: desde la concepción hasta su fin natural. Es algo que debe ser sin concesiones ni cláusulas”, explicó un miembro de la plataforma.

Pero la protesta pacífica no se enfocó únicamente en lo que se ve como un homicidio de tantos que ocurren en Venezuela, aquel hombre que, empuñando un arma, mata al otro. También se enfocó en los crímenes por inacción o por omisión. Por ejemplo, las muertes por hambre.

“Esa es una cosa que queremos combatir con estrategias a largo plazo. Se trata de una suerte de violencia institucional”

“Este año hemos tenido mucha incidencia al respecto. Hay sequías y guerras en el mundo, pero cuando las muertes por hambre ocurren en Venezuela, un país con recursos, es violencia. Esa es una cosa que queremos combatir con estrategias a largo plazo. Se trata de una suerte de violencia institucional”. Afirmaba uno de sus responsables.

No se obvió la violencia en contra de las protestas legítimas y los asesinatos que, en ese contexto, hubo este año en Venezuela. “Eso no ocurrió solo por la acción de las fuerzas del Estado, sino por la acción de grupos paraestatales que buscaban instaurar un estado de pánico donde la gente se desmovilizara”.

La  presidenta de la fundación, comentó que esta organización sin fines de lucro está formada principalmente por mujeres a quienes la violencia les ha arrebatado hijos, padres, hermanos u otros familiares.

El trabajo de este grupo de personas lleva 10 años y cada 28 de diciembre, época de navidad dan a conocer los asesinatos que permanecen impunes en la región.

Otras denuncias institucionales

Violencia (incluida la estatal), impunidad, falta de institucionalidad, obstáculos a la libertad de expresión y persecución política son algunas de las violaciones a los derechos humanos que marcaron este año, aseguraron algunas de las organizaciones no gubernamentales más activas en Venezuela. Representantes de Cofavic, Movimiento Vinotinto y Provea señalaron que durante 2017 hubo una violación transversal de los derechos elementales de los ciudadanos, en otras palabras, se violaron todos los derechos humanos.

Situación que, consideraron, condujo a que algunas instituciones y organismos internacionales centraran su mirada en Venezuela.

“Debemos admitir que en 29 años que tenemos trabajando, este ha sido el peor para los venezolanos, tantos en los derechos sociales como en civiles y políticos”, expresó Rafael Uzcátegui, director de Provea. 

Indicó que la expansión de la pobreza y el derrumbe de la institucionalidad democrática en el país reflejan la grave situación en materia de derechos humanos.

Explicaron que en el país hay una situación de Estado fallido. “Donde no hay institucionalidad, la población está en condición vulnerable, nada funciona y en todas las áreas hay irrespeto de todos los derechos humanos”, indicó.

El director del Movimiento Vinotinto afirmó que el patrón más resaltante fue la represión en materia de derechos civiles y políticos contra los manifestantes, el uso del aparato judicial para perseguir y criminalizar a la población y la falta de justicia en los casos de funcionarios de seguridad que utilizaron las fuerzas del Estado para reprimir las manifestaciones.

Añadió que de los tres casos de víctimas de la represión que han seguido, solamente en uno ha habido una acción judicial contra los responsables. “Existen otras causas donde hay funcionarios detenidos, pero el proceso se encuentra estancado. Hay casos en que todavía ni siquiera han identificado a los culpables”, expresó.

Virgüez dijo que lo que vive Venezuela es comparable con lo que ocurrió en Ruanda en la década de los noventa. “Ahora se recuperó tanto de la crisis política, como la crisis económica. Es una demostración de que sí se puede recuperar la situación de Venezuela”, expresó.

Redacción solidaridadnet

Fuentes: EL Nacional, Correo del Caroní.

No hay comentarios