Criadazgo, otra esclavitud infantil

4367

Camuflado como adopción, el criadazgo es una práctica muy extendida en Paraguay que consiste en que las familias más pobres envíen a sus hijos como criados a las casas de familias adineradas. A cambio, los empleadores garantizan cubrir las necesidades básicas y brindarle educación

A pesar de ser una práctica muy común en Paraguay, el criadazgo representa un tipo de explotación laboral infantil con rasgos muy cercanos a la esclavitud.

Según un informe escrito por Santiago Mayor para RT, la problemática ha sido puesta en cuestión recién este año, a partir de un episodio puntual: en enero, un patrón asesinó a golpes a su “adoptada” de 14 años porque la encontró besándose con un joven.

A raíz de la muerte de la chica, el Parlamento paraguayo comenzó una serie de debates con la intención de prohibir esta práctica, que actualmente obliga a trabajar a 47.000 menores. Sin embargo, aún hay resistencias para abordar el tema y muchos legisladores están a favor de reformar el sistema pero no de erradicarlo.

El criadazgo

El sistema de criadazgo consiste en que las familias más pobres del país envían a sus hijos como criados a las casas de las personas más adineradas. A cambio, los patrones garantizan su educación, su alimentación y otras necesidades básicas.

Según contó a la BBC Mabel Benegas, portavoz de la ONG Global Infancia, esta práctica comenzó a extenderse a partir de dos conflictos bélicos sufridos por el país: las guerras de la Triple Alianza (1864-1870) y del Chaco (1932-1935). En esos periodos, “las familias quedaron desmembradas y la figura paterna prácticamente desapareció”, explicó Benegas.

Aunque las familias de las zonas rurales más pobres vean al criadazgo como una forma de mejorar las oportunidades de sus hijos para el futuro, los datos indican que nueve de cada diez víctimas de explotación sexual fueron previamente trabajadores infantiles domésticos en ese sistema, y es una de las puertas más comunes para la trata de personas.

Terminar con el criadazgo

Global Infancia, una ONG paraguaya, inició una campaña para terminar con el criadazgo alegando que, además de violar los derechos de los niños, es una práctica ilegal porque no existe un proceso formal de adopción.

Regina Castillo, representante de Unicef en Paraguay, dijo a la BBC que “el criadazgo es una forma de esclavitud moderna que priva a los niños de su familia y de su niñez” y añadió que existen “numerosos casos de niños que trabajan desde las 5.00 de la mañana hasta las 10.00 de la noche

Fuente: BBC