Desde la cola del paro

1937

Hermano trabajador, hermano inmigrante, hermano parado este mundo solo tiene remedio desde la solidaridad.

Málaga, 8.45h. Mañana fría. Llego a la oficina del INEM y ya hay aproximadamente 40 personas en cola. Cuando abren las puertas, seremos unos 60. Caras serias y manos llenas de finiquitos, cartas de despido y certificados de empresa. Leo en el periódico gratuito que reparten a la entrada que el paro ya ha superado el 20% en la provincia y nos dicen que 2009 va a ser peor. Los que estamos en la cola del paro pensamos que la crisis es muy fuerte, que la economía está parada y que a ver cómo llego, ya no a final de mes, sino cómo pago los recibos que me vienen a primeros de mes. Los viandantes que nos miran desde fuera, camino de sus trabajos, piensan que “Gracias a Dios” que yo no estoy así, y piden que a ellos no les toque esta desgracia.

Cuando la cola avanza puedo leer a lo lejos unos carteles que señalaban que Zapatero debe dimitir por mentiroso. En su campaña electoral había prometido el pleno empleo y hemos llegado al pleno desempleo. Además ponía que se le había dado a la banca 150 mil millones de euros a los Bancos. Mientras, los sindicatos ante todo esto, callan. Firmaba un desconocido partido SAIn. Me puse en contacto con ellos y me invitaron a la presentación oficial del partido en Málaga. En ella se proclamaba que “ESTE MUNDO DE HAMBRIENTOS, ESTE MUNDO DE ESCLAVOS, ESTE MUNDO DE OPRIMIDOS SOLO TIENE REMEDIO DESDE LA SOLIDARIDAD”.

Y entonces caí en la cuenta que todos los planos de la vida, del hombre, tienen remedio desde la solidaridad. La educación de mis dos hijos, mi situación de paro, la manipulación de conciencia a que nos tienen condenados permanentemente, la relación con mi esposa, la relación con mis amigos. Todo está pensado, planificado y realizado contra la persona en este sistema imperialista. Este sistema nos ha hecho enemigo del prójimo y del próximo. Vemos al trabajador inmigrante como un competidor, al compañero obrero, como un competidor, al compañero de universidad como un competidor.

HERMANO TRABAJADOR, HERMANO INMIGRANTE, HERMANO PARADO, ESTE MUNDO SOLO TIENE REMEDIO DESDE LA SOLIDARIDAD. No es una alternativa, no es una opción, es la única salida a un mundo de injusticias, de muerte, de depresión, de crisis, de esclavos. Todo tiene que estar al servicio del hombre.