¿EEUU sin migrantes?

2834

Las políticas antimigratorias pueden quedar bien en televisión y en los medios, en algunas zonas de los EEUU (y Europeas), dando rédito político a aquellos que utilizan estos métodos en medio de una gran desinformación; pero la realidad es que son muy poco rentables para los países receptores de los migrantes

Trump defendió hace unas semanas que los inmigrantes ilegales cuestan a EE UU más de 113.000 millones de dólares al año. La cifra parece alta, pero palidece en comparación con el coste de sus programas para “solucionar” este problema, que podrían superar el billón de dólares, según Breakingviews.

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, ha incrementado sus duras palabras contra los extranjeros. En primer lugar quiere fortalecer las fuerzas de deportación e incluso detener algunas de las nuevas green cards. Son planes caros que requerirán la contratación de miles de trabajadores adicionales para el Gobierno, para tan inmoral fin.

La caída productiva provocada por la salida de estos inmigrantes, de los cuales unos siete millones son mano de obra. La producción anual descendería hasta 623.000 millones, según AAF (American Action Forum). Otros casi 30.000 millones se perderían en ingresos por impuestos locales y federales abonados por estos y por pagos a los fondos fiduciarios de la Seguridad Social y Medicare.

La industria agrícola, construcción, mantenimiento, manufacturación y comida, son Industrias que tienen un alto porcentaje de personas “sin documentos” en producción y servicios.

Muchas agencias temporeras – “staffing”, le dan empleo a personas “sin papeles” o con “papeles falsos” porque a los americanos no les gusta hacer ciertos tipos de trabajo como en España o en Europa…y porque también hay explotación laboral en muchas de estas fincas.

Una gran parte de la producción de Estados Unidos está a cargo de estas personas migrantes. Desde camareros, empleadas de limpieza en casas de gente americana adinerada, construcción, siembra y cosecha son trabajos que hacen los migrantes.

Sin los inmigrantes, los bancos perderían muchos ingresos (dinero de remesas y envíos), se venderían menos casas, se recolectaría menos. La industria de la alimentación, ¿qué haría? se pudrirían los vegetales en el huerto porque nadie querría recogerlos, bajarían las ventas en los supermercados…

UPS y Fedex no podrían hacer envíos a tiempo, no se construiría ningún edificio y muchas situaciones más en todo Estados Unidos que los dejarían sin ganas de volver a discriminar contra los inmigrantes al ver lo que les pasaría por no tenernos aquí.

Unos EEUU sin migrantes pobres (también los “sin papeles”) caería en picado como economía, sostenida desde el sufrimiento de los pequeños..

Autor: Luis Antúnez