Estados Unidos (y armados) de América

2270

Hay cerca de 270 millones de armas en posesión de civiles en el país

Campos militares, centros religiosos, escuelas, tiendas de autoservicio, restaurantes, lugares de trabajo, plazas públicas, bares,… la lista de lugares en los que han ocurrido tiroteos masivos en Estados Unidos parece interminable.

La última matanza –la más grave de la historia, con 49 muertos y 53 heridos—del bar Pulse, un lugar de alterne de la comunidad gay de Orlando (Florida), ha puesto en alerta máxima a la nación americana, y, de nueva cuenta, ha motivado la discusión sobre el acceso a las armas –tan sencillo—de los estadounidenses.

Desde 1982 y hasta el tiroteo del bar Pulse (12 de junio de 2016), se han registrado 81 acontecimientos de este tipo en la Unión Americana con un total de 670 personas fallecidas.

El año de 2012 con 7 tiroteos masivos, es, hasta el día de hoy, el más letal de todos: 72 víctimas mortales y 68 heridos (aunque después del Pulse, 2016 podría emparejársele).

California a la cabeza de todos

El Estado de California encabeza la lista de tiroteos masivos en Estados Unidos con 13 hechos de este tipo. Le siguen Florida y Washington con 7 cada uno, Texas con 6, Colorado con 5, Nueva York y Wisconsin con 4 cada uno, Connecticut con 3 y Virginia con 1.

Por lo tanto, la lista de personas muertas por armas que muchas veces pertenecen (o deberían pertenecer) a las fuerzas armadas tiene como primer sitio a California con 106; le sigue Florida con 91, Texas con 60, Washington con 44, Connecticut con 43, Colorado con 37, Virginia con 33, Nueva York con 30 y Wisconsin con 23.

Los datos provienen de la organización informativa Mother Jones, que se formó tras de aquel infausto día de julio de 2012, día del estreno de la cinta Batman, cuando James Holmes, entonces de 25 años de edad, entró en un cine de la ciudad de Aurora, en Colorado, y disparó un rifle de asalto, una escopeta y dos revólveres a discreción, matando a 12 espectadores e hiriendo a 59.

Y de la matanza de Adam Lanza 5 meses más tarde, de 27 pequeños y maestros de la escuela primaria Sandy Hook, en el poblado de Newton, Connecticut.

Negocio de muerte

La base de datos de Mother Jones indica que en el 78 por ciento de los tiroteos masivos de los Estados Unidos, el agresor es de sexo masculino. Solamente hay 3 casos (sucedidos en California) en los que el tirador ha sido mujer: en las ciudades de Goleta, Alturas y San Bernardino.

Contrario a lo que podría pensarse, en la mayor parte de los casos, las armas que portaban los agresores masivos habían sido obtenidas de manera legal, ya sea por ellos mismos, como el caso de Omar Mateen, el asesino del bar Pulse, o por algunos de sus familiares.

La cuestión es que la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos le da el derecho a portar –y usar– armas de fuego a cualquier ciudadano estadounidense mayor de 21 años, con requisitos mínimos.

Los cálculos aproximados dan cuenta del “negocio” que defiende a carta cabal la Asociación Nacional del Rifle: hay cerca de 270 millones de armas en posesión de civiles en Estados Unidos, lo cual lo hace –por mucho—el país con más armas por habitante del planeta.

Autor: Jaime Septién

Fuente : Aleteia