NOTICIAS BREVES DE LA IGLESIA

24476

La palabra más repetida actualmente en Mozambique es njala: hambre. El infame saqueo del Congo. En Etiopía y Eritrea se muere de hambre ante el silencio internacional. Burundi: Un arzobispo califica de crimen de guerra la masacre de Itaba. ¡¡¡ 1.800.000 abortos en Corea del Sur…!!! .El genocidio de Fujimori. ¡Basta a la escandalosa corrupción!, denuncian los obispos paraguayos. Obispo de Paraguay rechaza públicamente el donativo de un político. Rosario por el cese del conflicto armado en Colombia. El renacimiento de la Iglesia en Albania. Iglesia perseguida en Vietnam.
NOTICIAS BREVES

La palabra más repetida actualmente en Mozambique es njala: hambre

La Iglesia mozambiqueña denuncia insistentemente la situación de ese país donde el 75% de la población vive en un nivel de extrema pobreza, y el analfabetismo es de un 90%. Tan sólo hace 8 años que Mozambique alcanzó la “paz”, después de una cruenta guerra que duró 16 años. Muchos han sido los muertos, las infraestructuras han sido destruidas, las ciudades han desaparecido y el país está salpicado de más de 2 millones de minas antipersona. Las víctimas sufren por no poder seguir trabajando la tierra. Con una sola pierna o sin brazos ¿cómo puede manejarse la azada?

El infame saqueo del Congo

La Iglesia ha denunciado valientemente que la guerra en la República Democrática del Congo ha sido y es una vergonzosa barraca de feria en la que –a costa del asesinato de 4 millones de congoleños- una serie de países y empresas: la farmacéutica alemana Bayer, el banco británico Barclays, la firma estadounidense America Mineral Fields y la sudafricana De Beers, entre otras, se han repartido sin escrúpulos las riquezas naturales del país.
Los países que sostienen la guerra han introducido en el Congo una cultura de muerte que ha contagiado también al pueblo congoleño, que tenía un gran respeto por la vida. Se mata a los hombres sin ninguna vergüenza, como se mata a una cabritilla. El mal contagia a todos y el odio penetra también los corazones de la gente sencilla. En esta cultura de muerte, el hombre ya no es un hermano que deba ser amado, sino un enemigo que hay que temer y eliminar. En medio de este pueblo africano sufriente, la Iglesia lucha por reconstruir el hombre con todos sus valores de humanidad y de vida, por poner de pie al hombre tirado por tierra, maltratado y desesperanzado.

En Etiopía y Eritrea se muere de hambre ante el silencio internacional

Sor Elisa Tonello, religiosa salesiana en Zway, ha declarado aterrorizada: “Es la primera vez que me encuentro directamente envuelta en una catástrofe anunciada de estas dimensiones, ya que afecta aproximadamente a 16 millones de personas. Me espanta el silencio de los medios de comunicación y la nula atención de los gobiernos, que no bajan la mirada hacia el Sur del mundo”.

Burundi: Un arzobispo califica de crimen de guerra la masacre de Itaba

Dos meses después de la carnicería perpetrada por el ejército del gobierno contra la población civil de las colinas de aquella zona, el prelado expresaba a la Agencia misionera MISNA su indignación por una masacre de esta crueldad: “Durante una semana se mantuvo un silencio inaceptable sobre lo sucedido, ¡algo terrible!”. La Iglesia católica y sus medios de comunicación fueron los únicos que se hicieron eco de esta matanza de mas de 1.000 civiles ocurrida el 9 de septiembre.

¡¡¡ 1.800.000 abortos en Corea del Sur…!!!

….sobre los 600.000 nacimientos al año. El obispo coreano de Incheon ha hecho un llamamiento a la comunidad católica para que afronten con mayor vigor el problema del aborto en Corea del Sur. En una reciente carta pastoral, monseñor Boniface Choi Ki-San exhorta a los presbíteros del país a adoptar posturas más claras contra el aborto: “Si los pastores mantienen silencio contra este asesinato, la cultura de muerte endurecerá cada vez más la conciencia de los católicos”.

El genocidio de Fujimori

La Iglesia peruana ha denunciado que unas 300.000 mujeres peruanas fueron esterilizadas por orden del entonces presidente del país, Alberto Fujimori, contando con el respaldo y la colaboración económica y técnica de dos organismos oficiales de los Estados Unidos y con las aportaciones de la Nipón Zaidan, una fundación japonesa que patrocina ambiciosos programas de control de nacimientos. Todo valía: desde las promesas de pan y trabajo para la interesada y su familia hasta las amenazas, y la práctica de cesáreas en partos que no lo necesitaban pero que se aprovechaban para proceder a ligaduras de trompas sin el consentimiento de las parturientas. En la lista de las 300.000 víctimas, todas eran indígenas y pobres.

¡Basta a la escandalosa corrupción!, denuncian los obispos paraguayos

Preocupados por la grave crisis moral que atraviesa el país y por la situación de injusticia social y económica de la población, el episcopado paraguayo ha hecho un llamamiento urgente, en un mensaje fechado el 8 de noviembre pasado, a la responsabilidad de todos los ciudadanos en la construcción de una nación nueva. “La actuación de las autoridades del Estado y de los dirigentes políticos al carecer de programas bien pensados y de un comportamiento austero como lo reclama hoy nuestro país, están en la raíz del descontento”.
“Basta a la escandalosa corrupción –reclama con energía el episcopado-, a la grosera impunidad que lleva a la aplicación de la justicia por cuenta propia, a la ingerencia política en el poder judicial, a las malas medidas para subsanar el déficit público, en detrimento de la salud, la educación, las necesidades básicas de la sociedad y la guarda del medio ambiente”.
“Es momento de organizarnos para exigir que se respeten los derechos de todos y que los elegidos por el pueblo cumplan con los programas políticos y proyectos por los cuales fueron electos”. Respecto a los políticos, el documento dice: “ No prometan lo que no puedan cumplir, no pretendan el triunfo a partir de engaños que ensombrecen cada vez más el futuro político de nuestro país”. “Denunciamos la inmoralidad que supone comprar los votos aprovechándose de la ignorancia y angustiosa situación económica de los ciudadanos”. Por último, exhortan a los fieles cristianos a empeñarse en los cambios radicales que necesita con urgencia la sociedad paraguaya.

Obispo de Paraguay rechaza públicamente el donativo de un político

El obispado de la diócesis católica de Carapeguá ha rechazado públicamente por razones éticas un donativo realizado por Osvaldo Domínguez Dibb, político del gubernamental Partido Colorado, precandidato a presidente. El hecho coincide con un reciente llamamiento de la asamblea de obispos en el que reclaman a los políticos que se abstengan de “comprar votos” en las próximas elecciones. “Desde hace mucho tiempo, por norma ética, no aceptamos regalos de políticos y menos de gente que realiza sus donativos en medio de una campaña proselitista”. El dinero, 5 millones de guaraníes (775 dólares), aparentemente fue donado “para arreglar el techo de una parroquia a 80 kilómetros al sur de la capital.

Rosario por el cese del conflicto armado en Colombia

La primera jornada de oración de los nuevos Misterios Luminosos ante un rosario de 70 metros, organizado por la archidiócesis de Cali, reunió a medio millar de fieles. Desde el pasado mes de noviembre se repite esta oración colectiva, los jueves, en cada una de las parroquias de la ciudad.

Marcha por la paz en Roma

Más de 10.000 personas participaron el pasado 1 de enero en una manifestación que recorrió las calles de Roma hasta concluir en la plaza de San Pedro del Vaticano para proclamar “Paz en todas las tierras”. Juan Pablo II saludó a los participantes de esta iniciativa, convocada por la Comunidad de San Egidio, y en la que participaron numerosas organizaciones católicas y congregaciones religiosas, y les pidió que: “El lema de esta iniciativa sea siempre el compromiso de todos los creyentes”. Los participantes llevaban carteles en los que se recordaban las 39 guerras que hay actualmente en el planeta. Manifestaciones como la de Roma se celebraron además en otras 100 ciudades de 42 naciones del mundo, pero todas se silenciaron en los medios de comunicación.

El renacimiento de la Iglesia en Albania

En 1967 las autoridades comunistas declararon a Albania como el primer Estado ateo del mundo, clausurando todos los templos, incluso los de las aldeas más remotas y arrasando los santuarios más populares. La sangre de los mártires asesinados en la dictadura es hoy semilla de un nueva floreciente Iglesia. En 1991, tras la caída del comunismo, solo quedaban 33 sacerdotes y 45 religiosas. Hoy ya cuenta con 110 sacerdotes, cerca de 300 religiosas y 150 lugares de culto.

Iglesia perseguida en Vietnam

Con 7 millones de cristianos, de una población de 76 millones de habitantes, Vietnam es actualmente el segundo país asiático en número de cristianos, por detrás de Filipinas, experimentando un importante crecimiento en los últimos años. Pero las autoridades recelan de ellos (en especial de los católicos) porque ven en su religión una amenaza para el régimen. Atribuyen a la Iglesia la caída del comunismo en Europa y quieren evitar que suceda lo mismo en Vietnam. Por eso, no pueden imprimir periódicos, ni trabajar en hospitales o escuelas… En las aldeas, son habitualmente ridiculizados, golpeados, desposeídos de su tierra, encarcelados y, en ocasiones, asesinados. El Cardenal Van Thuân, falleció en Roma el pasado 17 de septiembre sin que viera cumplido su sueño de poder regresar un día a su país por prohibición de las autoridades vietnamitas, pero éstas no han podido ni pueden impedir que su testimonio sea semilla de numerosas conversiones y de esperanza en una Iglesia perseguida.

NOTICIAS BREVES

La palabra más repetida actualmente en Mozambique es njala: hambre

La Iglesia mozambiqueña denuncia insistentemente la situación de ese país donde el 75% de la población vive en un nivel de extrema pobreza, y el analfabetismo es de un 90%. Tan sólo hace 8 años que Mozambique alcanzó la “paz”, después de una cruenta guerra que duró 16 años. Muchos han sido los muertos, las infraestructuras han sido destruidas, las ciudades han desaparecido y el país está salpicado de más de 2 millones de minas antipersona. Las víctimas sufren por no poder seguir trabajando la tierra. Con una sola pierna o sin brazos ¿cómo puede manejarse la azada?

El infame saqueo del Congo

La Iglesia ha denunciado valientemente que la guerra en la República Democrática del Congo ha sido y es una vergonzosa barraca de feria en la que –a costa del asesinato de 4 millones de congoleños- una serie de países y empresas: la farmacéutica alemana Bayer, el banco británico Barclays, la firma estadounidense America Mineral Fields y la sudafricana De Beers, entre otras, se han repartido sin escrúpulos las riquezas naturales del país.
Los países que sostienen la guerra han introducido en el Congo una cultura de muerte que ha contagiado también al pueblo congoleño, que tenía un gran respeto por la vida. Se mata a los hombres sin ninguna vergüenza, como se mata a una cabritilla. El mal contagia a todos y el odio penetra también los corazones de la gente sencilla. En esta cultura de muerte, el hombre ya no es un hermano que deba ser amado, sino un enemigo que hay que temer y eliminar. En medio de este pueblo africano sufriente, la Iglesia lucha por reconstruir el hombre con todos sus valores de humanidad y de vida, por poner de pie al hombre tirado por tierra, maltratado y desesperanzado.

En Etiopía y Eritrea se muere de hambre ante el silencio internacional

Sor Elisa Tonello, religiosa salesiana en Zway, ha declarado aterrorizada: “Es la primera vez que me encuentro directamente envuelta en una catástrofe anunciada de estas dimensiones, ya que afecta aproximadamente a 16 millones de personas. Me espanta el silencio de los medios de comunicación y la nula atención de los gobiernos, que no bajan la mirada hacia el Sur del mundo”.

Burundi: Un arzobispo califica de crimen de guerra la masacre de Itaba

Dos meses después de la carnicería perpetrada por el ejército del gobierno contra la población civil de las colinas de aquella zona, el prelado expresaba a la Agencia misionera MISNA su indignación por una masacre de esta crueldad: “Durante una semana se mantuvo un silencio inaceptable sobre lo sucedido, ¡algo terrible!”. La Iglesia católica y sus medios de comunicación fueron los únicos que se hicieron eco de esta matanza de mas de 1.000 civiles ocurrida el 9 de septiembre.

¡¡¡ 1.800.000 abortos en Corea del Sur…!!!

….sobre los 600.000 nacimientos al año. El obispo coreano de Incheon ha hecho un llamamiento a la comunidad católica para que afronten con mayor vigor el problema del aborto en Corea del Sur. En una reciente carta pastoral, monseñor Boniface Choi Ki-San exhorta a los presbíteros del país a adoptar posturas más claras contra el aborto: “Si los pastores mantienen silencio contra este asesinato, la cultura de muerte endurecerá cada vez más la conciencia de los católicos”.

El genocidio de Fujimori

La Iglesia peruana ha denunciado que unas 300.000 mujeres peruanas fueron esterilizadas por orden del entonces presidente del país, Alberto Fujimori, contando con el respaldo y la colaboración económica y técnica de dos organismos oficiales de los Estados Unidos y con las aportaciones de la Nipón Zaidan, una fundación japonesa que patrocina ambiciosos programas de control de nacimientos. Todo valía: desde las promesas de pan y trabajo para la interesada y su familia hasta las amenazas, y la práctica de cesáreas en partos que no lo necesitaban pero que se aprovechaban para proceder a ligaduras de trompas sin el consentimiento de las parturientas. En la lista de las 300.000 víctimas, todas eran indígenas y pobres.

¡Basta a la escandalosa corrupción!, denuncian los obispos paraguayos

Preocupados por la grave crisis moral que atraviesa el país y por la situación de injusticia social y económica de la población, el episcopado paraguayo ha hecho un llamamiento urgente, en un mensaje fechado el 8 de noviembre pasado, a la responsabilidad de todos los ciudadanos en la construcción de una nación nueva. “La actuación de las autoridades del Estado y de los dirigentes políticos al carecer de programas bien pensados y de un comportamiento austero como lo reclama hoy nuestro país, están en la raíz del descontento”.
“Basta a la escandalosa corrupción –reclama con energía el episcopado-, a la grosera impunidad que lleva a la aplicación de la justicia por cuenta propia, a la ingerencia política en el poder judicial, a las malas medidas para subsanar el déficit público, en detrimento de la salud, la educación, las necesidades básicas de la sociedad y la guarda del medio ambiente”.
“Es momento de organizarnos para exigir que se respeten los derechos de todos y que los elegidos por el pueblo cumplan con los programas políticos y proyectos por los cuales fueron electos”. Respecto a los políticos, el documento dice: “ No prometan lo que no puedan cumplir, no pretendan el triunfo a partir de engaños que ensombrecen cada vez más el futuro político de nuestro país”. “Denunciamos la inmoralidad que supone comprar los votos aprovechándose de la ignorancia y angustiosa situación económica de los ciudadanos”. Por último, exhortan a los fieles cristianos a empeñarse en los cambios radicales que necesita con urgencia la sociedad paraguaya.

Obispo de Paraguay rechaza públicamente el donativo de un político

El obispado de la diócesis católica de Carapeguá ha rechazado públicamente por razones éticas un donativo realizado por Osvaldo Domínguez Dibb, político del gubernamental Partido Colorado, precandidato a presidente. El hecho coincide con un reciente llamamiento de la asamblea de obispos en el que reclaman a los políticos que se abstengan de “comprar votos” en las próximas elecciones. “Desde hace mucho tiempo, por norma ética, no aceptamos regalos de políticos y menos de gente que realiza sus donativos en medio de una campaña proselitista”. El dinero, 5 millones de guaraníes (775 dólares), aparentemente fue donado “para arreglar el techo de una parroquia a 80 kilómetros al sur de la capital.

Rosario por el cese del conflicto armado en Colombia

La primera jornada de oración de los nuevos Misterios Luminosos ante un rosario de 70 metros, organizado por la archidiócesis de Cali, reunió a medio millar de fieles. Desde el pasado mes de noviembre se repite esta oración colectiva, los jueves, en cada una de las parroquias de la ciudad.

Marcha por la paz en Roma

Más de 10.000 personas participaron el pasado 1 de enero en una manifestación que recorrió las calles de Roma hasta concluir en la plaza de San Pedro del Vaticano para proclamar “Paz en todas las tierras”. Juan Pablo II saludó a los participantes de esta iniciativa, convocada por la Comunidad de San Egidio, y en la que participaron numerosas organizaciones católicas y congregaciones religiosas, y les pidió que: “El lema de esta iniciativa sea siempre el compromiso de todos los creyentes”. Los participantes llevaban carteles en los que se recordaban las 39 guerras que hay actualmente en el planeta. Manifestaciones como la de Roma se celebraron además en otras 100 ciudades de 42 naciones del mundo, pero todas se silenciaron en los medios de comunicación.

El renacimiento de la Iglesia en Albania

En 1967 las autoridades comunistas declararon a Albania como el primer Estado ateo del mundo, clausurando todos los templos, incluso los de las aldeas más remotas y arrasando los santuarios más populares. La sangre de los mártires asesinados en la dictadura es hoy semilla de un nueva floreciente Iglesia. En 1991, tras la caída del comunismo, solo quedaban 33 sacerdotes y 45 religiosas. Hoy ya cuenta con 110 sacerdotes, cerca de 300 religiosas y 150 lugares de culto.

Iglesia perseguida en Vietnam

Con 7 millones de cristianos, de una población de 76 millones de habitantes, Vietnam es actualmente el segundo país asiático en número de cristianos, por detrás de Filipinas, experimentando un importante crecimiento en los últimos años. Pero las autoridades recelan de ellos (en especial de los católicos) porque ven en su religión una amenaza para el régimen. Atribuyen a la Iglesia la caída del comunismo en Europa y quieren evitar que suceda lo mismo en Vietnam. Por eso, no pueden imprimir periódicos, ni trabajar en hospitales o escuelas… En las aldeas, son habitualmente ridiculizados, golpeados, desposeídos de su tierra, encarcelados y, en ocasiones, asesinados. El Cardenal Van Thuân, falleció en Roma el pasado 17 de septiembre sin que viera cumplido su sueño de poder regresar un día a su país por prohibición de las autoridades vietnamitas, pero éstas no han podido ni pueden impedir que su testimonio sea semilla de numerosas conversiones y de esperanza en una Iglesia perseguida.