Juicio a los jemeres rojos por miles de matrimonios forzosos masivos

543

Miles de hombres y mujeres fueron obligados a casarse con extraños entre 1975 y 1979 en ceremonias en masa que incluían desde dos a 300 parejas al mismo tiempo

La camboyana Ouk Main explicaba recientemente que no tuvo más remedio que callar y casarse. Cuando tenía 21 años la granjera fue elegida para contraer matrimonio, enfundada en un uniforme militar, con un miembro de los Jemeres Rojos de 29 años. La ceremonia nupcial duró poco más de cinco minutos. Como parte de la boda, la mujer tuvo que comprometerse públicamente a tener un hijo en el periodo de un año. Tras el enlace, los soldados espiaron frecuentemente a los cónyuges para asegurarse de que mantenían relaciones sexuales.

“¿Qué podía hacer?”, se pregunta Main. “Si no me casaba quién sabe lo que hubiera sido de mí. Tenía miedo y al mismo tiempo estaba muy enfadada. Los oficiales eran arrogantes y peligrosos”. La mujer quedó viuda un año después, poco antes de la caída del Gobierno de los jemeres rojos en 1979. Nunca volvió a casarse.

El tribunal que juzga los crímenes de esta guerrilla comunista, integrado por magistrados camboyanos y extranjeros y denominado las Salas Extraordinarias de las Cortes de Camboya (ECCC por sus siglas en inglés), han comenzado este martes las vistas de uno de los aspectos menos conocidos del régimen jemer que tuvo lugar en Camboya entre 1975 y 1979: los matrimonios forzosos por los que miles de hombres y mujeres fueron obligados a casarse con extraños en ceremonias en masa que incluían de dos a 300 parejas al mismo tiempo. El tribunal juzga desde 2006 a los octogenarios jefes de los jemeres rojos que siguen vivos. Su líder, Pol Pot, murió en 1998 sin rendir cuentas.

Más información en el Diario El País

No hay comentarios