Aborto en Chile: La agenda de la ONU

1526

Chile es uno de los pocos países del mundo que prohíbe el aborto. Siguiendo las recomendaciones de la ONU, su presidenta Bachelet, sigue las políticas marcadas por el imperialismo.

La presidenta de Chile, la socialista Michelle Bachelet, que fue directora de ONU Mujeres durante los tres últimos años, prometió en su carrera hacia la presidencia despenalizar el aborto en caso de riesgo para la vida de la madre, inviabilidad del feto y violación. Bachelet que ganó las elecciones el pasado 15 de diciembre con el 62% de los votos se siente fuerte para llevar adelante las políticas del imperialismo económico que atacan a la vida.

Bachelet ha insistido en su proyecto para despenalizar la interrupción del embarazo en esos tres supuestos. Lo hizo dos meses después de asumido el mando, en su discurso anual de rendición de cuentas ante el Congreso con más de 800 invitados. Dijo que Chile debe enfrentar de una vez una discusión “madura, informada y propositiva” sobre el aborto.

Como señuelo utiliza la supuesta «seguridad para la madre en los abortos» cuando citó que «conocemos por las noticias casos de mujeres que se practican abortos clandestinos que ponen en riesgo sus vidas y sin duda las marcan con una experiencia de dolor y angustia”; a Bachelet no le preocupan los inocentes, que están por nacer, ni tampoco las madres.

Chile es uno de los tres países de América —los otros son El Salvador y Nicaragua— donde el aborto está totalmente prohibido.

Esta iniciativa de la presidenta se enmarca en los objetivos del milenio de la ONU, como ejemplo, el proyecto FIGO «Prevención aborto inseguro» en la región.

Para cumplir los objetivos FIGO organizó 6 regiones en el mundo coordinadas que son:

  1. América Latina y El Caribe.

  2. Sudeste, centro y África del Sur.

  3. África occidental y central.

  4. África del norte y medio oriente.

  5. Asia del Sur y sudeste.

  6. Europa central y oriental.

Recordar que Michelle Bachelet, médico pediatra de profesión, y el ex-presidente José Lula da Silva eran los dos, «miembros de la Red de Líderes Mundiales (RLM) para los Objetivos o Metas del Milenio 4 y 5», creada por el Primer Ministro Stoltenberg de Noruega para avanzar en la «reducción de la mortalidad materno-infantil»

Autor: Luis Antúnez