Acabar con el Hambre es tarea de vida o muerte

2378

El obispo de Cadiz ( España), Monseñor Ceballos, reconoció con ´dolor´ que, ´a pesar del progreso técnico y científico, muchos millones de personas mueren de hambre, mientras que otras nadan en la abundancia´. Ante esta situación, ´el cristiano -según recordó el obispo – ha de buscar un orden económico cuyo objetivo fundamental no sea ni el lucro, ni el poder, sino el servicio del hombre´. ´Es Cristo quien en vuestros hermanos del Sur pasa hambre y aguarda de nosotros justicia y amor´, matizó. Por lo tanto, ´la solución es compartir´, concluyó.

EL OBISPO DE CÁDIZ CREE QUE ACABAR CON EL HAMBRE «ES TAREA DE VIDA O MUERTE»

Carta de Monseñor Ceballos con motivo de la campaña contra el hambre.

En su ultima carta pastoral, con motivo de la campaña contra el hambre, monseñor Antonio Ceballos, obispo de Cádiz y Ceuta, convocó a lo que para él es una «tarea de vida o muerte».

El prelado reconoció con «dolor» que, «a pesar del progreso técnico y científico, muchos millones de personas mueren de hambre, mientras que otras nadan en la abundancia». «Somos una única humanidad y dependemos unos de otros hasta el punto que la miseria de muchas gentes es «nuestra miseria y nuestro fracaso», y no podemos sentirnos indiferentes ni seguros ante esta realidad», recalcó.

Por otra parte, el obispo de Cádiz consideró que ningún cristiano o persona de buena voluntad «puede desinteresarse de la miseria espantosa que padece una gran parte de la humanidad». Para este, «sólo una minoría disfruta de la mayoría de los bienes de la tierra, mientras el resto pasa hambre», por lo que añadió que «esto no es justo». Además, aclaró que «existen naciones ricas y poderosas porque existen naciones pobres y necesitadas». En este sentido, monseñor Ceballos indicó que «urge un serio compromiso para orientar esta situación por parte de todos».

Ante esta situación, «el cristiano -según recordó el obispo- ha de buscar un orden económico cuyo objetivo fundamental no sea ni el lucro, ni el poder, sino el servicio del hombre».

En su mensaje, el prelado gaditano se dirigió en especial a los jóvenes que «tienen aquí una noble tarea para sus vidas» y consideró que, «no basta la compasión por los sufrimientos de tantas gentes». Para monseñor Ceballos «importa, ante todo, un cambio de «conciencia» en orden a Dios y al hermano». «Es Cristo quien en vuestros hermanos del Sur pasa hambre y aguarda de nosotros justicia y amor», matizó. Por lo tanto, «la solución es compartir», concluyó.

¿HASTA CUANDO PERMITIREMOS ESTE GENOCIDIO?

Mas información en:

El Hambre tiene solución en el campo de la política

Y en la sección de HAMBRE