Al inmigrante no se le identifica para que no exista

2444

Esto afirmaba, José Palazón, en referencia a lo que está sucediendo a diario en la frontera con Marruecos y las devoluciones de inmigrantes.

Los inmigrantes empobrecidos sufren las consecuencias (agresiones, falta de asistencia letrada, devoluciones en caliente…) de las políticas fronterizas y la acción policial, en Ceuta y Melilla.

En un encuentro se ha denunciado expresamente la modificación de la ley para justificar todos estos procedimientos.

Con los distintos gobiernos

                 Si con el PSOE se hacían redadas indiscriminadas en las estaciones de autobuses o tren, se ampliaban las vallas como en 2005, cuando instaló bayonetas y concertinas en las vallas de Ceuta y Melilla; ahora con el Partido Popular, la política contra los empobrecidos, continúa en la misma línea; con procedimientos de expulsión que no son tal, porque no rigen bajo ninguna ley, o con conceptos de frontera fuera del derecho internacional.

                En un encuentro celebrado en la Universidad Carlos III, con título Fronteras, Devoluciones y Derechos Humanos, se pusieron encima de la mesa las realidades de injusticia y la vulneración diaria de la ley en la frontera de Ceuta y Melilla.

                La devolución en caliente supone una vulneración de derechos básicos de la persona que migra recogidos en las leyes de extranjería. Además, las actuaciones violentas de policías pueden ser motivo de sanción penal por aquel que ejecute la acción y quien dicte la orden. El informe jurídico “Expulsiones en caliente: cuando el Estado actúa al margen de la ley” recoge estos hechos y rebate las argumentaciones que el Ministerio de Interior expone a favor del procedimiento de expulsión.

                El acceso por una zona no habilitada, las fronteras móviles y el Acuerdo de Admisión Hispano-Marroquí del año 1992 forman el conjunto de argumentaciones presentadas por el Gobierno. José Miguel Sánchez Tomás, profesor titular de Derecho Penal de la URJC, declara que estos razonamientos no tienen respaldo jurídico y, por tanto, se encuentran al margen de la ley.

Ahora el Gobierno le da una vuelta de tuerca a la ley de extranjería:

                Según el informe el gobierno español, en virtud del acuerdo con Marruecos, aplica procedimientos fuera de la ley, del derecho internacional, incluso de la misma ley de Extranjería, que ahora se quiere modificar para justificar esta actuación.

                “Los extranjeros que sean detectados en la línea fronteriza de la demarcación territorial de Ceuta y Melilla, intentando el cruce no autorizado de la frontera de forma clandestina, flagrante o violenta, serán rechazados a fin de impedir su entrada ilegal en España”. Esta es la literalidad de la enmienda que el Partido Popular pretende introducir en la tramitación de la Ley de Seguridad Ciudadana, que sin embargo lo que realmente modificaría sería la Ley de Extranjería, ya que figuraría como “Disposición adicional décima. Régimen especial de Ceuta y Melilla” en este último texto.

José Palazón presentó las imágenes de lo que está sucediendo

          José Palazón presentó varios vídeos de grabaciones en las que se podía ver el maltrato a los inmigrantes, con incluso gendarmes marroquíes en territorio español deteniendo a inmigrantes subsaharianos, ante la mirada pasiva de las policía española.

          Así mismo relató casos concretos de personas de las que no se ha vuelto a saber nada después de la devolución, enfermos graves trasladados a centros en otras ciudades de Marruecos sin asistencia médica, o simplemente cómo han vuelto malheridos al monte Gurugú.

         Reflexionó respecto a las actuaciones contra los inmigrantes empobrecidos en las devoluciones, y expuso que le dolía especialmente,la no identificación de la persona, “para que no exista”…insistió.

         José Palazón aportó el dato del incremento en los inmigrantes de personas de huyen de la guerra en Siria y que ahora están en Marruecos para pasar las fronteras.

Redacción: Solidaridadnet


Campaña por la Justica en las relaciones Norte-Sur, No Matarás (Dios)