Argentina: Marcha de niños contra el hambre

2485

Medio millar de niños acompañados por sus maestros comenzaron el 8 de mayo de 2007 una marcha de 4.600 kilómetros por seis provincias para denunciar la situación que padecen muchos chicos en Argentina.

Adital (adital.com.br) – 04.05.07 –

Varias ciudades de Argentina se movilizan en una marcha que llama la atención sobre la situación de los niños afectados por el hambre. En total, cerca de 400 mil personas van a participar de la actividad.

El coordinador nacional del Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo, Alberto Morlachetti, habló en entrevista exclusiva para Adital, sobre la importancia de esta movilización y de los avances que representa para combatir un problema que aflige a millones de niños.

Adital – ¿Qué podemos decir sobre la realidad de los niños que están afectados por el hambre en la Argentina?

Alberto Morlachetti – La Argentina es un país que produce alimentos para 300 millones de personas. La existencia del hambre es su gran paradoja. Corrientes -ciudad capital- tiene según la universidad nacional del nordeste el 45 por ciento de sus niños desnutridos.

Adital – En el país, ¿dónde se encuentran los principales focos del problema y cuáles son sus causas?

Morlachetti – Las geografías del hambre se encuentran principalmente en las provincias de Misiones, Chaco, Corrientes, Santiago del estero -nombramos las mas afectadas- y en las grandes periferias de las principales ciudades: Buenos Aires, Rosario, La Plata, Mar del Plata, Santa Fe, Posadas, Corrientes.

A pesar de que el gobierno trata de presentar un país que marcha hacia cierto bienestar desde las estadísticas, estas tienen poco que ver con la realidad. Las causas de la pobreza y del hambre hay que encontrarlas en la injusta distribución de la riqueza que no difiere de la era Menemista. Como sabemos no hay capitalismo con rostro humano.

Adital – ¿Cómo y por qué surgió la idea de hacer esta marcha?

Morlachetti – Esta es la 4ta Marcha Nacional que realiza el Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo y ha logrado impactar en el imaginario colectivo. La consigna el Hambre es un Crimen habita el alma de la gente. De allí la adhesión no solo de las organizaciones sino el vuelco masivo de una parte de las poblaciones cuando la marcha pasa por las localidades. “No hay verdad mas armada que la pura inocencia”.

Adital – ¿Cuántas personas van a reunirse en esta marcha? ¿Cuántas ciudades están involucradas?

Morlachetti – Las ciudades por donde pasamos son las siguientes: Puerto Iguazú-El Dorado-Posadas en la Provincia de Misiones. Corrientes Capital en la provincia del mismo nombre- Formosa Capital, Resistencia (Chaco) Reconquista-Santa Fe y Rosario en la provincia de Santa Fe. Zarate-Campana en la provincia de Buenos Aires. José C. Paz en el Gran Buenos Aires y el 18 de Mayo terminamos en la Plaza de Mayo en la ciudad de Buenos Aires.

Los que marchan son 200 niños y niñas, 100 jóvenes, 150 educadores con el acompañamiento de la CTA (Central de Trabajadores Argentinos). Calculamos que a lo largo de la marcha se movilizan -de distinta manera- aproximadamente 400 mil personas.

Adital – Concretamente, ¿qué es lo que esta movilización puede conseguir para combatir el hambre?

Morlachetti – Nuestro objetivo es tratar de que los colectivos sociales construyan un “No”. Desobediencia ante el hambre, ante el horror. Sembrar una nueva utopía de la vida.

Adital -¿Qué alcances y consecuencias puede tener esta marcha?

Morlachetti – Muchas. De hecho nuestras marchas son las únicas de carácter nacional. Y son también las únicas que tienen tanta adhesión. Podemos decir que ha sido declarara de interés legislativo en muchas ciudades, incluso la Cámara de diputados de la Provincia de Buenos Aires. Quizás este despertando el interés oficial.

Adital – Muchas organizaciones manifestaron su adhesión a la marcha. ¿Se puede considerar que la sociedad está ahora más sensible a esta causa?

Morlachetti – Aunque sea una frase conocida me gusta lo que decía Martin Luther King: No me preocupa la gente mala, sino el pasmoso silencio de la gente buena”.

Quizás esos cuerpos tallados por el hambre que pasan sin cesar por nuestra mirada ya no lo podamos soportar y despierten en nuestras almitas la necesaria indignación. La marcha es el prólogo de un nuevo tiempo. Pero todavía hay una buena parte de la sociedad que piensa que los niños descalzos saben caminar con los pies desnudos porque poseen cierta sabiduría producto de genéticas empobrecidas.

LA MARCHA DE LOS NIÑOS: SIGUEN SU MARCHA DENUNCIA QUE ‘EL HAMBRE ES UN CRIMEN’

Adital –

Medio millar de niños acompañados por sus maestros comenzaron el 8 de mayo de 2007 una marcha de 4.600 kilómetros por seis provincias para denunciar que “el hambre es un crimen” y reclamar que los chicos no sufran la pobreza. Los niños partieron desde Misiones en medio de una lluvia torrencial.

La marcha, que concluirá en Buenos Aires y es la cuarta que organiza el Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo (grupo de la Central de Trabajadores Argentinos), empezó en la ciudad de Puerto Iguazú, en el límite con Paraguay y Brasil, con un acto al que asistieron niños de la comunidad guaraní paraguaya Fortín Mbororé. Piensan arribar en dos semanas a Plaza de Mayo tras recorrer casi 4 mil km pasando por varias provincias del norte y centro del país.

“En Iberoameérica hay 250 millones de pobres y la mayoría son chicos: así se mutila el futuro”, advirtió Carlos Chile, dirigente del Movimiento Territorial de Liberación, una de las 300 organizaciones sociales que apoyan la manifestación. “Por eso nuestro único objetivo es instalar en la conciencia de la sociedad que el hambre es un crimen”, subrayó.

“Argentina se desangra… más de la mitad de los menores de 18 años se encuentran en la pobreza y decenas de menores de 5 años mueren por día a causa de la miseria”, aseguró Alberto Morlachetti, coordinador del Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblo.

Morlachetti remarcó en un comunicado que “el hambre es un crimen” porque en este país “no faltan riquezas, ni alimentos ni platos”.  “Faltan, en cambio, la voluntad política, la imaginación institucional, la comprensión cultural y las ganas de construir una sociedad de semejantes”, puntualizó el dirigente.

Los niños marcharán por localidades de las provincias de Misiones, Corrientes, Chaco y Formosa, región en la que el 45,7 por ciento de la población es indigente, según las estadísticas oficiales de 2006.