Asesinan al párroco Esteban Woods de la iglesia Sagrada Familia de Puerto Ordaz

2460

Se convoca a toda la comunidad guayanesa a que se una a la Caminata por la Vida y por la Familia para el próximo sábado 8 de mayo. La Caminata estará presidida por las mujeres que han sufrido en carne propia la violencia: viudas, huérfanas, esposas…

El sacerdote estadounidense fue hallado amordazado y apuñalado en la vivienda parroquial el 29 de abril. La comunidad se congregó alrededor de la parroquia para conocer detalles del hecho y orar por el alma del religioso.

La violencia se sigue extendiendo en Venezuela, en 2009 fueron asesinadas 16.047 personas. Recogemos palabras del comunicado de su obispo D. Mariano José Parra y los sacerdotes de la diócesis dirigidas a la opinión pública

Ningún homicidio tiene justificación, nos unimos al dolor de su familia y de toda la comunidad de Unare y de Guayana en general que sigue muy consternada e indignada por este horrendo crimen. Han sido miles, decenas de miles, las personas que han pasado por la Parroquia de la Sagrada Familia para despedir los restos de nuestro hermano Esteban. De todas las partes del mundo han llegado (y siguen llegando) muestras de dolor y condolencia

Su última voluntad fue que le enterrasen en esta tierra guayanesa, con su gente. Y que el poquito dinero que ahorró en su vida quedase íntegro para la Parroquia Sagrada Familia de Unare. Y así se hará. Vivió pobre y murió pobre, como su Señor Jesucristo.

Sabemos que el P. Esteban sigue vivo realmente porque su alma ha ido al encuentro con el Padre Bueno, llevada sobre los hombros de Cristo, el Buen Pastor. Esta esperanza nos lleva a pedir a todos que amemos profundamente, incluso a nuestros enemigos, incluso a los asesinos del P. Esteban. Decimos “asesinos” porque según los resultados de la autopsia y de las investigaciones policiales podemos asegurar que este crimen fue cometido por más de una persona. Y que el motivo del mismo fue el robo, ya que faltaron varios objetos y dinero de la parroquia.

El amor y el perdón a todos, incluyendo a los enemigos, es la única salida para superar esta situación de violencia que está acabando con nuestro pueblo. Ese mismo amor exige también la justicia y la reparación para no seguir perpetuando el mal. Por eso, exigimos a las autoridades competentes que se investigue hasta el final y no se deje impune este crimen, como lamentablemente ocurre con la gran mayoría de los homicidios cometidos en nuestra patria.

El Obispo y los Sacerdotes de la Diócesis de Ciudad Guayana se solidarizan también con todas las familias que lloran a sus seres queridos arrebatados de su lado por la violencia. En 2009 fueron asesinados 16.047 venezolanos. Cada día matan a dos guayaneses, cada media hora a un venezolano. ¡Basta ya! ¡No podemos permitir que esto siga ocurriendo! Como Obispo y curas de este pueblo estamos decididos a encabezar la respuesta pacífica y evangélica que todos debemos dar a la violencia y a quienes la practican o alientan.

Por eso, convocamos a toda la comunidad guayanesa a que se una a la Caminata por la Vida y por la Familia que la Diócesis ha organizado para el próximo sábado 8 de mayo. Comenzará a las 8 de la mañana desde el semáforo de la Vía del Rosario (en la Vía a Upata) y recorrerá la Avenida Manuel Carlos Piar, pasando por el mercado de El Gallo hasta la Plaza Bolívar de San Félix en donde concluirá con la Santa Misa en la Iglesia Parroquial de María Inmaculada. La Caminata estará presidida por las mujeres que han sufrido en carne propia la violencia: viudas, huérfanas, esposas… E invitamos a todos a vestir de morado como símbolo de lucha no violenta y de esperanza.