Ayudas a la familia: Una vez más, la gran olvidada de los presupuestos del Estado

287

Zapatero se comprometió en la campaña electoral, ante un auditorio lleno de familias, a crear una ayuda directa por hijo hasta los 18 años para todas las familias sin excepción, a extender la ayuda de maternidad para acabar con la discriminación de algunas madres, a ampliar el actual permiso de maternidad y a crear otro de paternidad compatible con el de la madre….

Víctor Ruiz
ForumLibertas.com

En gasto social, la mayor tajada se la llevan educación, vivienda y sanidad, mientras las familias numerosas reclaman al Gobierno que las ayudas a la natalidad se equiparen a las de Francia

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, entregó este martes, 27 de septiembre, en el Congreso de los Diputados el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2006. Coincidiendo con este trámite parlamentario, las familias numerosas españolas piden al Ejecutivo de Zapatero que las ayudas a la natalidad se equiparen a las que acaba de aprobar Francia. La reclamación está fundada en que el gasto social de los presupuestos, sobre el que el Gobierno ha puesto el acento, no contempla ninguna partida con destino a las familias. Una vez más, la familia es la gran olvidada por la Administración central.

El proyecto de los PGE contempla para el 2006 una evidente y positiva mejora en gasto social. Así, los principales esfuerzos se centrarán en educación, vivienda y sanidad. Sin embargo, a pesar del loable esfuerzo del Gobierno por mejorar estos ámbitos sociales, necesitados todos ellos de una considerable inyección económica, cabe preguntarse por qué el Ejecutivo socialista no tiene en cuenta también a la familia y el fomento de la natalidad.

Denuncia de las familias numerosas

La reivindicación ante el Gobierno de la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) hace referencia a las familias con más de tres hijos, que en Francia disfrutarán de una retribución anual de 750 euros al mes. La FEFN, que representa a 1,1 millones de familias con tres o más hijos, denuncia que en España, a pesar de las promesas electorales realizadas en su día por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, no se promueve “ninguna iniciativa” de apoyo a las familias numerosas.

Zapatero se comprometió en la campaña electoral, ante un auditorio lleno de familias, a crear una ayuda directa por hijo hasta los 18 años para todas las familias sin excepción, a extender la ayuda de maternidad para acabar con la discriminación de algunas madres, a ampliar el actual permiso de maternidad y a crear otro de paternidad compatible con el de la madre.

A través de su responsable, Benigno Blanco, la FEFN afirmó recientemente que “el Gobierno español debería dejar de mirar hacia dentro y poner la vista en el país vecino para hacer política social de verdad, la que beneficia a la mayoría de los ciudadanos y redunda en el Estado, en el progreso y en el futuro del país”.

La FEFN pidió a través de un comunicado que las familias numerosas sean tratadas como las francesas, “con medidas que les permitan poder decidir libremente el número de hijos que van a tener, sin verse frenadas por razones económicas y dificultades para compaginar trabajo y familia”.

El ejemplo de Francia

El primer ministro francés, Dominique de Villepin, fue el encargado de anunciar las nuevas medidas francesas para 2006, que tienen un doble objetivo: fomentar la natalidad, que ya de por sí tiene en Francia un índice de fecundidad de 1,9 hijos por mujer, frente a 1,2 en España, y promover que las mujeres estén menos tiempo distanciadas del mercado de trabajo. Cabe señalar que actualmente perciben 512 euros al mes durante tres años, lo que mantiene al beneficiario, normalmente la madre, alejada de un puesto de trabajo durante ese tiempo. Ahora podrán escoger entre una de las dos modalidades.

Por una parte, las familias francesas que decidan tener un tercer hijo dispondrán a partir de 2006 de una nueva ayuda del Estado de hasta 750 euros al mes durante un año, siempre que uno de los dos progenitores, la madre o el padre, opten por dejar el trabajo temporalmente para cuidar de sus hijos. Además, el Gobierno francés, entre otras medidas de apoyo a la familia, se compromete a doblar las desgravaciones fiscales por los gastos de guardería hasta los seis años.

A la cola de Europa

Tal como denuncia Blanco, “España está a la cola de Europa en cuanto a políticas familiares; es el país de la Unión Europea que menos dinero invierte en la familia, con un 2,7 por ciento de su PIB frente al 8,2 por ciento de la media europea, es decir, tres veces menos. También es el país con la tasa de natalidad más baja”.

Así, mientras las prestaciones mensuales por hijo a cargo en 2003 eran inexistentes en España, y lo continúan siendo, la mayoría de países europeos sí las concedieron. Entre otros, estos países concedieron las siguientes prestaciones mensuales por hijo a cargo: Bélgica, 72,61 euros por el primer hijo y, a partir del tercero, 200,59 euros; Dinamarca, por un hijo entre 0 y 3 años, 145 euros al mes; Alemania, 154 euros por el primer hijo y 179 por el cuarto y siguientes; Francia, por dos hijos, 111,26 euros mensuales y por 6 hijos 681,45; Irlanda, 117,60 euros por el primero y segundo hijo, y 147,30 por el tercero y siguientes; Luxemburgo, 172,36 euros al mes por el primer hijo y 745,44 por el tercero; Finlandia, 90 euros por el primer hijo y 172 por el quinto y siguientes; y el Reino Unido, 105 euros mensuales y 70 euros por cada hijo más.