CHAVES y FAMILIA

2264

Es presidente de la Junta de Andalucía desde 1990, veterano militante de UGT y presidente del PSOE andaluz. Manuel Chaves se jacta de haber aumentado el número de ocupados cuando fue ministro de Trabajo y Seguridad Social (entre 1986 y 1990). En los últimos años, ha hecho lo propio con su familia.

Es presidente de la Junta de Andalucía desde 1990, veterano militante de UGT y presidente del PSOE andaluz. Manuel Chaves se jacta de haber aumentado el número de ocupados cuando fue ministro de Trabajo y Seguridad Social (entre 1986 y 1990). En los últimos años, ha hecho lo propio con su familia.

Desde 2001, uno de sus hermanos, Antonio José Chaves González, es apoderado de la empresa Climo Cubierta, SA. La empresa comienza a recibir adjudicaciones de contratos por parte de ayuntamientos socialistas. En abril de 2004, Antonio José sale del consejo de administración, pero se mantiene como asesor y colaborador de Climo Cubierta, en calidad de autónomo.

En mayo de ese año, Manuel Chaves nombra a otro de sus hermanos, Leonardo, director general de Tecnología e Infraes- tructuras Deportivas de la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía. A partir de este año, las adjudicaciones a Climo Cubierta se disparan y la empresa triplica su facturación. Lo cuenta el periódico El Mundo, en su edición de Almería.

CON DEUDAS Y A DEDO

Entre los años 2001 y 2006, Climo Cubierta, que preside José María Gómez Márquez, ha sido la adjudicataria de 19 proyectos de las administraciones públicas andaluzas, bien de la Junta, bien de consistorios, todos ellos socialistas. El importe total, 19.597.934 euros.




Dos hermanos de Chaves, Fco José y Carlos Mª, fueron promocionados en sus puestos en la Junta.
En el mismo periodo de tiempo, y trabajando en unión temporal (UTE) con otras empresas, recibe 10 adjudicaciones más, por un montante de 18.157.073,92 euros. Y hay otra cifra más: 15.741,47 euros. Pero éstos son la deuda que ha acumulado Climo Cubierta con la Seguridad Social en los dos últimos años. Son 11 procedimientos en fase ejecutiva o de notificación de embargo, que han abierto ayuntamientos de Sevilla y Almería contra una empresa que no está al corriente de sus pagos con la Seguridad Social.

Sin embargo, y durante 2005, la empresa que asesora Antonio José Chaves ha recibido ocho adjudicaciones, algunas de ellas de la mano de la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte. En 2006, fueron cinco más. Y de nuevo, en total, ya sea sola o en UTE con otras empresas, le han adjudicado obras por un valor de 25.787.999,33 euros.

LA FAMILIA Y UNO MÁS

Hay más organismos públicos en los que la familia Chaves ha puesto la pica. Otro hermano del veterano presidente de la Junta, Francisco José Chaves, fue promocionado a jefe del departamento de Servicios Generales de Canal Sur, donde entró como administrativo.

Carlos María Chaves, también hermano y, en principio, guardia de seguridad dentro de la Junta de Andalucía, también ha sido recientemente promocionado, al puesto de coordinador de Seguridad de la Junta.






La empresa asesorada por Antonio José Chaves recibió en 2005 ocho adjudicaciones.
Ahora, un sobrino, Leonardo Chaves Marín, hijo de Leonardo (el director general de Tecnología e Infraestructuras Deportivas), ha sido contratado por el consistorio de Alcalá de Guadaira, gobernado por el socialista Antonio Gutiérrez Limones. En contra de lo que es habitual, no ha participado en concurso de oposición alguno para hacerse con la plaza de arquitecto técnico. Eso sí, el contrato es, de momento, por obra y servicios.


Y de la empresa pública de nuevo a la privada, de la mano de Paula Chaves, hija del presidente de la Junta. Trabaja como apoderada de dos filiales del grupo Abengoa. Fue contratada meses antes de que la UTE de Abengoa resultara adjudi- cataria de la construcción de la Ciudad Digital en Almería. Éste es uno de los proyectos estrella de Chaves. Su presupuesto inicial supera los 27 millones de euros. Será casualidad.