“Condiciones esclavistas” del trabajo infantil en EEUU en las plantaciones de tabaco

2306

Niños de 12 años pueden trabajar legalmente en grandes plantaciones, e incluso más jóvenes lo hacen en plantaciones más pequeñas

Niños trabajando en condiciones de esclavitud es algo común en las plantaciones de tabaco de Estados Unidos. En muchas ocasiones se emplea a menores de edad, a veces de solo 7 años, e hijos de inmigrantes pobres iberoamericanos, para realizar esa ardua labor, en condiciones más propias de épocas pasadas, asegura la organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) en su último informe.

El informe de la organización internacional es contundente y pone de manifiesto que en la primera potencia del mundo todavía se dan condiciones laborales propias de otras épocas.

“Niños de 12 años pueden trabajar legalmente en grandes plantaciones, e incluso más jóvenes lo hacen en plantaciones más pequeñas”, asegura HRW

“Los niños (muchos de ellos hijos de familias oriundas de países empobrecidos) están expuestos a nicotina, pesticidas tóxicos y otros peligros. Los niños que trabajan en las plantaciones de tabaco enferman a menudo, con vómitos, nauseas, dolor de cabeza y mareos, todos ellos síntomas de envenenamiento agudo por nicotina”, explica el informe

Envenenamiento por nicotina

El informe “los niños detrás del tabaco: trabajo infantil peligroso en plantaciones tabacaleras de Estados Unidos” analizó en los dos últimos años las condiciones laborales de los niños en plantaciones de Virginia, Kentucky, Carolina del Norte y Tennessee, de donde proviene el 90% del tabaco del país. Se entrevistó a 141 menores de entre 7 y 17 años.

“Cuando termina el curso escolar, los niños van a las plantaciones, donde no pueden evitar exponerse al peligro de la nicotina, sin fumar ni un solo cigarrillo”, asegura Margaret Wurth, unas de las autoras del informe.

Muchos niños trabajan 50 o 60 horas a la semana sin pagas extra, a menudo bajo temperaturas extremas”, asegura el informe, que alerta de la exposición de los niños a los pesticidas, que contienen peligrosas neurotoxinas. También se asegura que muchos de estos niños “utilizan herramientas y maquinarias peligrosas, levantan cargas muy pesadas….”.

Las grandes multinacionales del tabaco, asegura HRW, “no pueden vender legalmente tabaco a los niños, pero se aprovechan del trabajo infantil”.

En el informe se señala con el dedo los fallos de la legislación estadounidense, “que permite a esos niños trabajar a edades cada vez más tempranas, durante muchas horas, y bajo condiciones más peligrosas que los niños que trabajan en otros sectores”.

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos admite que a partir de los 16 años, los menores de edad que trabajan en agricultura pueden realizar labores peligrosas. En otros sectores deben ser mayores de edad

Fuente: HRW