Corre y calla

2429
Manifestación en Vancouver contra la represión en China

Han llegado al final, no sin controversia, los JJOO de Pekín. Los debates y polémicas suscitados no sólo han puesto en evidencia la falta de derechos humanos en China sino también la falta de conciencia solidaria de Occidente con las víctimas de la dictadura.

Con frecuencia se dice que Occidente esta perdiendo la identidad y los valores que la construyeron, y prueba de ello ha sido la hipocresía y la tibieza con la que está actuando ante el régimen de Hu Jintao. Con el cuento de no molestar a los intereses económicos y comerciales de muchas de nuestras multinacionales, nuestros políticos meten la cabeza bajo tierra para no ver la opresión en China.

Ha sido vergonzoso ver a nuestra vicepresidenta De La Vega pedir a los deportistas españoles que no hiciesen declaraciones políticas en su estancia en Pekin. “Corre y calla” parece decirles a nuestros atletas para poder salvaguardar nuestras relaciones con la gran China.

El mismo papel han jugado los periodistas que han ido a Pekin a cubrir el gran evento deportivo. Han puesto el grito en el cielo cuando se vieron privados de “su” internet; pero en sus reportajes no han dicho ni una palabra de la censura impuesta a millones de chinos, en la única ocasión que este país les ha abierto las puertas.

Lo cierto es que estos JJOO debieron de coger a traspiés a más de un “progre de salón” de nuestro país. No debe ser fácil de digerir ver a nuestra vicepresidenta tan sumisa ante la dictadura, actitud que a muchos debió traerles a la memoria la visita de Mugabe.

También debió causar cierta esquizofrenia tener que alzar la bandera de la libertad religiosa para el Tibet, cuando al mismo tiempo echan pestes cuando los católicos españoles que opinan sobre cuestiones políticas o sociales.

El próximo gran acontecimiento deportivo será el mundial de fútbol en Sudáfrica. ¿Nos pedirá la vicepresidenta De la Vega que seamos otra vez políticamente correctos y que no hablemos de niños esclavos africanos, que hacen las zapatillas para Nike o Adidas con las que correrán los futbolistas? ¿Será porque no interesa al gobierno español desenmascarar la total responsabilidad que tenemos en la existencia de 400 millones de niños esclavos en el mundo?