Corrupción: «El chavismo ha dilapidado más de 700.000 millones de dólares»

1054

La corrupción se ha desbordado con el régimen de Nicolás Maduro y ha empeorado, según Transparencia Internacional, capítulo Venezuela, cuyo informe de 2019 fue presentado este jueves en Berlín, que coincidió con la visita al Parlamento Europeo en Bruselas del presidente interino Juan Guaidó.

En su informe anual, Venezuela subió de escala con el mayor índice de Percepción de Corrupción (IPC) en toda América y el Caribe y en el quinto lugar en el mundo junto a países que coinciden con su marca autoritaria, totalitaria y ausencia de democracia, lo que refleja que la corrupción va de la mano de las tiranías.

El estudio hace una medición basada en una escala de 0 a 100 puntos, donde cero es el peor desempeño en los esfuerzos de los países en la lucha contra la corrupción, Venezuela obtuvo apenas 16.

Mapa de la corrupción

«El bajo rendimiento de la nación suramericana solo está por encima de países como Somalia, Sudán del Sur, Siria y Yemen con puntuaciones de 9, 12, 13 y 15, respectivamente», precisa la comparación.

Hace un año, en 2018, Venezuela ocupaba el lugar 168 entre 180 países, y el registro en 2019 lo lleva a la casilla 176, con una caída de 8 puestos, que muestra «el pobre desempeño anticorrupción del gobierno de Nicolás Maduro», dijo Delia Ferreira Rubio, presidente de Transparencia Internacional.

«El IPC 2018 concluía que mientras la corrupción se mantuviera sin control, la democracia estaría amenazada en todo el mundo, por lo que el índice 2019 también expresa una agudización de la crisis en el sistema político venezolano», puntualiza Ferreira.

También recomendó que «la frustración con la corrupción gubernamental y la falta de confianza en las instituciones habla de una necesidad de una mayor integridad política» al señalar que «los gobiernos deben abordar urgentemente el papel corruptor del gran capital en la financiación de los partidos políticos y la influencia indebida que ejerce en nuestros sistemas políticos».

A propósito del mal desempeño del régimen en el combate de la corrupción, el ex ministro de Energía y Petróleo y ex presidente de la estatal PDVSA, Rafael Ramírez, (2002-2014) dio una entrevista a la alemana DW en la que aseguró que el «chavismo ha dilapidado más de 700.000 millones de dólares».

«Le dije a Maduro que iban a bajar los precios del petróleo en 2014 (estaban a 100 dólares el barril) y no hizo nada. Sólo dijo que era por culpa de EEUU que utilizaba el sistema de fracturación hidráulica. Maduro ha puesto al frente de la industria petrolera a sus amigos y le entregó PDVSA al jefe de la Guardia Nacional, el general Quevedo que no sabe nada de petróleo y a los militares a gerenciar a PDVSA», añadió Ramírez al recordar que el general Quevedo fue el mayor represor de las protestas en el 2014 y 2017.

Lo sorprendente es que el propio Ramírez, al que llamaban «el zar del petróleo», acusa al chavismo y a Maduro de destruir a PDVSA y de robarse unos 700.000 millones de dólares de los ingresos petroleros.

Además de los numerosos casos de corrupción en los que está involucrado, Maduro también tiene una acusación de haber recibido sobornos por parte de la brasileña Odebrecht por más de 35 millones de dólares en el financiamiento de su campaña electoral en el 2013, un caso que ha sido denunciado por la ex fiscal Luisa Ortega Díaz ante la Corte Penal Internacional en 2017.