Cuestiones para pensar: Llamados a la vocación y a la lectura de la experiencia de otros

370

Leer libros que nos acercen a la experiencia de otros, profesionales o militantes que ejercitan la entrega a los demás, que experimentan su vocación desde la gratuidad, es básico en nuestras vidas.  En los puestos de publicaciones de las ediciones Voz de los sin Voz (como la foto que antecede a este párrafo) puedes encontrar «alimento» necesario para el alma.

A continuación os dejamos un pequeño texto para la reflexión… que nos haga pensar… pensar que todos estamos llamados a la vocación.

La vocación comienza en nuestra vida cuando empieza a haber gratuidad, desinterés; y no todo lo reducimos a fines egoístas.

«Hace años, un estudiante le preguntó a la antropóloga Margaret Mead que cuál consideraba  que fue la primera señal de civilización humana. El estudiante esperaba una respuesta tipo «lanzas para cazar» o «redes para pescar» o «vasijas para cocinar». Pero no, la Dra. Mead dijo que la primera señal de civilización fue el hallazgo de un fémur que había estado fracturado y después había sanado.

Mead explicó que en el reino animal, si te rompes un hueso estás muerto. No puedes correr del peligro, no puedes caminar al río para beber agua, ni puedes cazar para comer.

Te conviertes en presa para un predador . Ningún animal es capaz de tener un hueso roto  y sobrevivir lo suficiente para sanarlo. Un fémur que estuvo roto y fue sanado, significa que alguien se quedó un tiempo para atender a esa persona lastimada, limpió su herida, la llevó a un lugar seguro, le dio de comer y beber y estuvo a su lado hasta su recuperación.

«Ayudar a alguien en momentos difíciles, o cuando lo necesitas es cuando comienza la civilización», dijo la Dra. Mead. Somos civilizados y mostramos lo mejor de nuestra humanidad cuando servimos al prójimo

Ira Byock ( es médico, defensor estadounidense de los cuidados paliativos . Es fundador y director médico del Instituto de Salud Providence St. Joseph para el Cuidado Humano en Torrance, California)

 

Suscríbete y/o apúntate a un grupo de lectura.

Envíanos el siguiente formulario. Gracias.