El 25% de la inversión del gobierno de ZP en I+D será para proyectos militares

2275

Una cuarta parte de la inversión en investigación y desarrollo (I+D) prevista en los Presupuestos del Estado del 2005 se destinará a proyectos armamentísticos, mientras que el gasto militar aumentará más del doble, según ha denunciado la ONG catalana Justicia i Pau. “Un año más asistimos al continuismo como medida política en temas militares”, lamenta la ONG, que añade: “Cambian los Gobiernos, pero las políticas militares continúan inalterables (…), un gasto desmedido para nuevos armamentos”.

Agencia EFE

Una cuarta parte de la inversión en investigación y desarrollo (I+D) prevista en los Presupuestos del Estado del 2005 se destinará a proyectos armamentísticos, mientras que el gasto militar aumentará más del doble, según ha denunciado la ONG catalana Justicia i Pau.

La asociación ha criticado el “continuismo” del Gobierno del PSOE tras recordar que los presupuestos que ha presentado para el 2005 prevén aumentar en 7.024,79 millones de euros la partida perteneciente al Ministerio de Defensa, lo que supone un aumento del 4,2% respecto al año pasado.

No obstante, si al presupuesto del Ministerio de Defensa se suman otras partidas que, según los criterios de la Alianza Atlántica, deben computarse como gasto militar, la inversión total en esta materia prevista para el 2005 asciende a 15.677,14 millones de euros, más del doble que en el 2004, según detalla la ONG.

Concretamente, “Justicia i Pau” ha expresado su “decepción” porque los grandes proyectos de producción de nuevas armas absorberán el 26,75% de toda la inversión en investigación y desarrollo prevista para el año próximo, porcentaje similar al aprobado el año anterior.

Además, la asociación advierte de que los 1.014,6 millones de euros que está previsto invertir en investigación militar “continúan camuflados en el Ministerio de Defensa como créditos desembolsables” en lo que, a su juicio, fue “un artefacto ideado por el gobierno del PP para subvencionar a empresas militares españolas la investigación y el desarrollo de nuevas armas”.

Ese “subterfugio”, en opinión de Justicia i Pau, “esconde por un lado el incremento del presupuesto del Ministerio de Defensa, con escasa aceptación en la opinión pública y, por el otro, el aumento del déficit público, ya que la misma cantidad se contabiliza como un ingreso”.

Igual que en años anteriores, según la organización catalana, en los presupuestos del 2005 se prevé invertir 1.952,17 millones de euros en la compra de las siguientes armas: el avión de combate EF-10, el avión de transporte A400-M, el helicóptero de combate Tigre, fragatas F-100 y blindados Leopold y Pizarro.

“Un año más asistimos al continuismo como medida política en temas militares”, lamenta la ONG, que añade: “Cambian los Gobiernos, se va el PP y entra el PSOE, pero las políticas militares continúan inalterables y se sigue abogando por proyectos faraónicos de un gasto desmedido para nuevos armamentos”.