El IMPERIALISMO PADRE de la VIOLENCIA ACTUAL

3073

Vivimos en un sistema imperialista que abarca la totalidad del ser humano. El profesor Greene define el imperialismo así: «El imperialismo supone o representa un sistema social basado en la explotación y en la violencia, y supone un modo de considerar al hombre, y de considerarle como instrumento. Es una máquina social puesta en marcha y basada en la explotación y en la violencia estructuralmente.»

EL IMPERIALISMO PADRE DE LA VIOLENCIA ACTUAL
un concepto que define nuestro mundo

Vivimos en un sistema imperialista que abarca la totalidad del ser humano.


El profesor Greene define el imperialismo así:
«El imperialismo supone o representa un sistema social basado en la explotación y en la violencia, y supone un modo de considerar al hombre, y de considerarle como instrumento. Es una máquina social puesta en marcha y basada en la explotación y en la violencia estructuralmente.»

Otras definiciones de imperialismo:


Profesor Corcopino:
«Es el movimiento expansionista de una potencia, impulsado por la voluntad de poder y la convicción de superioridad». «Es el modo de actuar de un pueblo que pretende subordinar a los otros».


Del profesor Gruyer:
«Una de las manifestaciones de la voluntad popular que impulsa a una potencia, ante los obstáculos con que se ve enfrentada, hacia la expansión o ampliación de su influencia o dominio en el ámbito internacional.»


Según Schumpeter:
«Expansión por expansión» y «agresión por agresión». Es estimada como la utopía del imperialismo.


Según el profesor Manuel Fraga Iribarne:
«La expansión de un Estado a costa de los demás, para que por lo menos él realice las condiciones mínimas de seguridad estratégica y económica».


Para Girard:
«El movimiento de expansión indefinido de alcance mundial, de carácter político y económico a la vez, acompañado de la creencia mística en una superioridad mundial que confiere deberes y derechos frente a otros pueblos.»


Según Ereeman:
«Elevación de la clase mercantil al poder».


Según la síntesis del leninismo:
«El capitalismo en aquella fase de desarrollo en que la dominación de los monopolios y de los capitales financieros se ha establecido por sí misma; en que ha adquirido gran importancia la exportación de capitales; en que ha empezado la división del mundo entre los grandes trust internacionales; en que se ha completado el reparto de todos los territorios de la Tierra entre las grandes potencias capitalistas».


Pablo VI denunciaba:
«Ha sido construido un sistema que considera el lucro como motor esencial del progreso económico; la concurrencia, como la ley suprema de la economía; la propiedad privada de los medios de producción, como un derecho absoluto, sin límites ni obligaciones sociales correspondientes. Este liberalismo sin freno, que conduce a la dictadura, justamente fue denominado por Pío XI como generador del «imperialismo del dinero». No hay mejor manera de reprobar un tal abuso que recordando solemnemente una vez más que la economía está al servicio del hombre»


En Sollicitudo rei Socialis Juan Pablo II afirma que un mundo sometido a diferentes imperialismos «no es más que un mundo sometido a estructuras de pecado» (SRS 36) que tiene su raíz en el egoísmo y el afán de lucro a cualquier precio; la idolatría del dinero, la clase social, la ideología y la tecnología (SRS 37) y actúan a través de «mecanismos perversos» como son el comercio mundial, el sistema monetario y financiero, la transferencias de nuevas tecnologías y los organismos internacionales (SRS 43).