El polisario denuncia el alineamiento del Gobierno Español con Francia para favorecer la ocupación marroquí del Sáhara Occidental

2005

El ministro delegado para Europa del Frente Polisario, Mohamed Sidati, ha acusado al Gobierno del presidente José Luis Rodríguez Zapatero de romper con la política “tradicionalmente seguida” por España en el conflicto del Sahara Occidental para abrazar la posición francesa, “que favorece la ocupación marroquí”. Sidati ha lamentado que España se abstuviera en la votación que sobre el contencioso hubo el viernes en la Asamblea General de Naciones Unidas.

El ministro delegado para Europa de la RASD ha emitido un duro comunicado contra la vacuidad, incoherencia y sumisión a Francia y a Marruecos de nuestra política sobre el Sáhara Occidental.

15 de diciembre. Mohamed Sidati es uno de los hombres de confianza de Mohamed Abdelaziz, presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Actualmente Sidati ostenta el cargo de ministro delegado para Europa y es miembro del secretariado nacional del Frente Polisario.

Ayer emitió desde Bruselas un comunicado muy duro contra la política del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, censurando que haya optado «por abstenerse en las votaciones de la resolución finalmente aceptada por la Asamblea General de la ONU sobre el Sáhara Occidental». El encuentro entre el presidente del Gobierno español y el presidente de la RASD, que tuvo lugar el pasado 26 de noviembre, no ha servido pues para convencer a los saharauis de que España no les ha abandonado.

Sidati recuerda que en estos momentos Marruecos está violando el alto el fuego y acentuando su política de represión y violación de los derechos humanos en los territorios ocupados, donde en las últimas semanas se han producido manifestaciones duramente disueltas por la policía y el ejército.

Según el ministro saharaui, la actitud del Gobierno «rompe con la política tradicionalmente seguida hasta el momento por el Estado español, basada en el apoyo inequívoco a las resoluciones de la ONU», y en particular al Plan Baker: «Es una posición que lamentamos vivamente», señala el comunicado.

Además, Sidati recuerda que tanto el Congreso como el Senado, en sendas votaciones realizadas en septiembre, aprobaron por una mayoría aplastante sendas resoluciones apoyando el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui. Sin embargo, sistemáticamente Zapatero ha incumplido esa voluntad de las cámaras, lo cual le reprocha el representante de la RASD: «El Gobierno español, alineándose con la política de Francia, que favorece la ocupación marroquí y el bloqueo de la solución del conflicto del Sáhara Occidental, no sólo ha frustrado las expectativas del pueblo saharaui, sino que se sitúa en contra de los sentimientos de la mayoría de los españoles, favorables al legítimo derecho del pueblo saharaui a su autodeterminación y a la independencia».

En más de una ocasión el presidente del Gobierno ha afirmado que no se puede legislar contra los sentimientos de la mayoría de los ciudadanos. He aquí un desmentido más.

EL POLISARIO ACUSA A MARRUECOS DE TRAFICAR CON TERRORISMO, DROGAS E INMIGRANTES

Viernes, 17 de diciembre de 2004
La opinión de Tenerife

El presidente de la República Árabe Democrática del Sahara y secretario general del Frente Polisario, Mohamed Abdelaziz, acusó ayer a Marruecos de «traficar con terrorismo», además de «exportar inmigración clandestina y droga a Europa», en una rueda de prensa celebrada en Cartagena, tras mantener un encuentro con autoridades locales y regionales de la región de Murcia.

Abdelaziz no llegó más allá en su afirmación respecto a la relación entre Marruecos y el terrorismo internacional, pero utilizó esa afirmación como un ingrediente más de condena a la conducta del país magrebí respecto de la población del Sahara y sus derechos. Tampoco ocultó su pretensión de que España se constituya en país clave en la defensa de los derechos del Sahara como entidad independiente. Por eso hizo un llamamiento al pueblo español sobre el papel que debe jugar España. «Como potencia responsable debe hacer esfuerzos para que Marruecos entre en razón y celebre un referéndum», aseveró. Como ejemplo de lo que debe hacer España citó el papel de Portugal en la independencia de Timor Oriental respecto a Indonesia. Abdelaziz ofreció, asimismo, garantías de que el pueblo saharaui está a favor de la «construcción de un país moderno en el que prime la igualdad de sexos», para alejar el fantasma del islamismo radical. También se mostró a favor de la economía de mercado y de que el español sea la segunda lengua oficial. Por todo eso, consideró «flagrante» que Marruecos mantenga su rechazo al referéndum y sólo acepte el reconocimiento de su soberanía sobre el territorio y aseguró que el Sahara está dispuesto a seguir luchando.
Abdelaziz entiende que el gobierno de Marruecos está «cansando» a la comunidad internacional con el tema del referéndum de autodeterminación en el Sahara Occidental, y advirtió que ese país «sólo acepta el reconocimiento de su soberanía sobre ese territorio». Así, el secretario general del Frente Polisario pidió a España que apoye el Plan Baker ante la Unión Europea y que utilice su influencia con Marruecos para que se respete la legalidad.