El presidente socialista de URUGUAY veta la ley del aborto

1102

Gran alegría ha supuesto para la militancia solidaria el veto del presidente socialista de Uruguay a la ley del aborto. Las razones de esta decisión se basan en una radical defensa de la vida de los más débiles e indefensos.

El doctor Tabaré Vázquez ha argumentado, científica y jurídicamente de manera contundente, que el aborto es una vulneración  indiscutible de los derechos humanos del embrión o del feto, y por tanto su legalización supone la violación de numerosos tratados internacionales y textos constitucionales.


Mientras, en España, el engendro del PSOE sigue adelante con su plan genocida, ayudado por la complicidad de grandes sectores del capitalismo patrio que se benefician económica y laboralmente. El aborto no solo asesina a un niño, sino que asesina la conciencia solidaria, de la madre, del padre, y de la sociedad en su conjunto. Desde esta mentalidad fratricida todos se ven incapacitados para acoger a los enfermos, a los viejos… Una sociedad que acepta el aborto acepta la esclavitud y la explotación del hombre por el hombre. La estrategia abortista, en su dimensión más profunda, trata de convertir a toda la sociedad en cómplice del genocidio e imposibilitar la lucha solidaria a favor de la justicia.


Queremos felicitar el gran testimonio político que supone que desde una sensibilidad socialista se rompa la falsa identificación entre luchar contra el aborto y ser políticamente conservador. Si queremos una revolución que transforme desde la raíz una sociedad violenta en una sociedad solidaria y libre, el auténtico socialismo  debe defender integralmente toda vida humanal.