El sector armamentístico, un negocio para la banca española

2300

42 entidades financieras están relacionadas financiera y económicamente con 30 empresas españolas fabricantes de material armamentístico y militar como barcos de guerra, aviones de combate, misiles, bombas y munición, según un nuevo informe.

El apoyo financiero que ha recibido el complejo militar-industrial mediante participaciones accionariales, fondos de inversión y créditos de 2007 a 2011, muestra que en España se han desviado al menos 1.372 millones de euros al sector armamentístico.

De esta forma, SETEM y el Centro Delàs cuentan los vínculos financieros existentes entre la banca y la industria militar en España en el informe llamado Inversiones que son la bomba.

La investigación revela que entre las 42 entidades financieras, se encuentran bancos, cajas de ahorros, cooperativas de crédito, empresas de seguros e intermediarias financieras. “Cabe destacar que los diez bancos que han participado en el negocio armamentístico con mayor volumen de negocios y mayor presencia en empresas de armas españolas en el período estudiado son, por orden de importancia: Bankia, Liberbank, Banco Santander, Caixabank, BBVA, Catalunya Caixa, Banco Popular, Banco Sabadell, Ibercaja y Bankinter”, precisa SETEM a través de una nota de prensa.

Desde 2007, se investigan y denuncian la financiación del sector armamentístico, con el doble objetivo de ver que actores participan del negocio y proponer otro tipo de finanzas.