Frases sobre la importancia de leer. Campaña de promoción de la lectura social.

1151

Os dejamos algunas frases  para reflexionar sobre lo importante que es leer.

Compártelas

No es sorpresa saber que en épocas de totalitarismos lo primero que hacen es quemar y destruir libros.

“La miseria y la ignorancia son los principales enemigos del pueblo. ¡Guerra a la ignorancia y a la miseria!. Para la ignorancia, libros y para la miseria, asociaciación»

                                               Lema de los españoles en la Iª Internacional

 

 “El hombre no vive solamente de reivindicaciones económicas y políticas”. “Una transformación económica y política significa siempre una revolución moral” (Benoit Malon).

«Adquirir el hábito de la lectura es construir un refugio contra casi todas las miserias de la vida» (William Somerset).

 

«Las bibliotecas deben estar abiertas a todos, excepto al censor. Debemos saber todos los hechos, escuchar todas las alternativas y oír todas las críticas. Acojamos libros polémicos y autores controvertidos».           

John Fitzgerald Kennedy,  (Presidente de los  EEUU)

 

«La lectura es necesaria para construir un mundo más justo y fraterno» (Papa Francisco)

 

 

“La lectura nos regala mucha compañía, libertad para ser de otra manera y ser más”. Pedro Laín Entralgo.

 

 

“El libro es fuerza, es valor, es fuerza, es alimento; antorcha del pensamiento y manantial del amor». Rubén Darío.

La lectura nos permite entender el mundo y cambiarlo. Cuando un pueblo lee, es difícil de engañar.

 

“Leyendo” en común podemos disputarle terreno a la hegemonía de la ideología imperante. Podemos vencer la mentira, donde el poder ha hecho lo imposible por ocultar la verdad…

 

A través de la lectura social descubrimos que nuestra verdadera patria es toda la humanidad.

 

“La cultura redimirá al desgraciado de su triste condición de esclavo”.  Anarquista anónimo

 

“Cuando aprendas a leer serás libre para siempre” escribía en su autobiografía Vida de un esclavo americano, Frederick Douglas. Para él era más importante el “pan de conocimiento, que el pan de comer”.