HIJO EJEMPLAR DE LA IGLESIA Y ALCALDE NUMERO UNO DE ESPAÑA.

2331

Dos años hace que le enterramos . Fue el alcalde más votado en España en Ayuntamientos de más de 30.000 habitantes. Más de 30 coronas de flores y miles de oraciones le acompañaron en su entierro. Su perfecta conjugación entre la acción apostólica y la política es para todos nosotros un ejemplo. No se sirvió de la Iglesia como hace cualquier Judas, sino que la sirvió sin menor duda. Su vena solidaria fue su gran caracteríca y era hija de la Iglesia. De esa Iglesia a la medida del hombre por voluntad divina en la que caben los santos, como tú, y los judas como yo. En este segundo aniversario le recordamos como ejemplar hijo de la Iglesia y alcalde número uno de España. Ruega por nosotros.
Camilo Sánchez Benitez, militante del Movimiento Cultural Cristiano, nació en mayo de 1955 y falleció el 29 de diciembre del 2000. Desde los 15 años se inició en la actividad política y los movimientos vecinales del Sur de la isla desde su militancia cristiana. Fue un promotor muy significativo de la Comisión Solidaridad de la Federación Española de Municipios y Provincias.
En 1979 se le asignó la primera tenencia de Alcaldía del Ayuntamiento de Santa Lucía. En 1995 ocupó la Alcaldía. En las elecciones de Junio de 1999, Camilo Sánchez fue el Alcalde más valorado de España en poblaciones de más de treinta mil habitantes.
El Gobierno de Canarias otorgó a Camilo Sánchez Benítez la Medalla de Oro a título póstumo; el Cabildo lo nombró Hijo Predilecto de Gran Canaria y el Ayuntamiento de Santa Lucía le otorgó el primer título de Hijo Predilecto del Municipio.

SU CARTA DE DESPEDIDA

Queridos amigos y amigas:

Iniciado ya el camino de mi último viaje, tras la visita inevitable de la muerte, quisiera que esta despedida fuera como un fuerte abrazo.

Me voy con la satisfacción de haber podido trabajar junto a todos ustedes, tanta gente de dentro y fuera del municipio, para mejorar nuestra ciudad. Siento que queda mucho trabajo por hacer, pero tengo la certeza de que todos, cada uno desde su responsa bilidad y su puesto en la comunidad, seguirá colabo rando en la tarea de hacer de Santa Lucía una ciudad más humana, donde todos sus habitantes puedan vivir con la dignidad que todo ser humano merece.

Me voy también con la tristeza de dejar un mundo donde la mayoría de los seres humanos sigue sufriendo el hambre, las enferme dades evitables, las injusticias y la guerra…; un mundo donde el abismo entre ricos y empobre cidos se ha ido agigantando en este casi medio siglo que me ha tocado vivir. Pero parto también con la esperanza de que la acción transformadora del mundo está en marcha con muchos hombres y mujeres que en este tiempo he conocido.

¡Qué la lucha solidaria por los más empo brecidos de la Tierra siga siendo el referente y la luz que nos lleve en la senda al Padre, y el faro que oriente las mejores decisiones para nuestro mundo!

Santa Lucía, 4 de Enero del año 2001,
Camilo Sánchez Benítez.