Homenaje a Antonio García Quintana (1894-1937). Alcalde de Valladolid (1932-1934 y 1936). En el 70º aniversario de su fusilamiento

1177

Hace años hubo en España socialistas que pagaban por serlo. Algunos incluso con su vida. El PSOE traicionó ese legado y hoy sus 'socialistas' cobran por serlo, pasando de vivir 'para' la política a vivir 'de' la política.

Antonio García Quintana fue militante socialista desde su juventud hasta su fusilamiento por Franco en 1937. Militante socialista de los que entregaron su vida por un ideal: la política entendida como servicio al bien común. Fue militante socialista sin el sectarismo del PSOE actual, valorando a las personas por encima de sus ideologías.

Esto le supuso ganarse enemigos en su propio partido.

Mientras fue alcalde mantuvo su trabajo como contable. En el camino diario de vuelta desde el Ayuntamiento hasta su casa, llegaba sin una moneda en el bolsillo, porque iba dejando todo lo que llevaba a mendigos, niños que pedían, amigos que necesitaban un préstamo… Su mujer contará a sus hijas que “nunca pasamos más dificultades económicas en casa que cuando tu padre fue alcalde”.

Amó la lectura y transmitió su amor por la cultura a sus hijos. Como alcalde tuvo un objetivo claro: la educación. Puso en marcha escuelas, comedores, bibliotecas…

Su espíritu cristiano se trasluce en su vida, sobre su cama colgaba el Cristo de Velázquez y en su forma de afrontar la muerte, perdonando a sus verdugos. En la carta de despedida en vísperas de su fusilamiento pide a su hija pequeña refiriéndose a estos:

“…de ellos sólo te importa saber que no son hombres malos. Son hombres como tu papá, que tienen niñas como tú, que llorarían si, como yo, tuviesen que abandonadas…, pero que ahora no se acuerdan de ti, ni de sus hijitas, ni de sí mismos porque el estruendo terrible de la guerra les ha privado de memoria y les ha enloquecido un tanto.

             Cuando, al tomo de la paz, recobren la memoria y la cordura, es seguro que, dolidos del mal que innecesariamente te hacen, se acercarán a ti y te acariciarán con caricias que querrán imitar las mías.

Si lo hacen, y lo mismo si no lo hacen, reza por ellos  -como lo harás, ¿verdad? por mí-  para que Dios los perdone, que bien es ello menester”.

 

DOMINGO, 7 DE OCTUBRE DE 2007
ERMITA DE SAN ISIDRO
(Ctra. de Soria, frente al cuartel de la Guardia Civil, Valladolid)

12:00 h. EUCARISTÍA POR EL ETERNO DESCANSO DE SU ALMA.

AL FINALIZAR, ACTO PÚBLICO DE HOMENAJE.

ORGANIZAN

:

    

Casa de Cultura y Solidaridad
C/ Industrias 16, bajo
47005 Valladolid Tfno: 983 375 869
www.solidaridad.net ////www.partidosain.com