Honduras: “Más de 200.000 niños en las calles”

595
Imagen de david diaz en Pixabay

Hambre, angustia y peligros son algunas de las circunstancias que atraviesan más de 200.000 niños hondureños que realizan trabajo infantil (Esclavitud Infantil). Día a día salen del calor de sus hogares al frío de las calles a ofrecer su trabajo a cambio de una remuneración para poder sobrevivir.

Gonzalo comenzó a trabajar desde que tenía 13 años. Su primer empleo fue de repartidor en una panadería; la necesidad y las ganas de sacar adelante a su mamá y a sus dos hermanos fueron elementos suficientes para que a su tan corta edad buscara una fuente de ingresos.

“Lo que me llevó a trabajar a la edad de 13 años más que todo fue la necesidad, ya que solo vivía con mi mamá y dos hermanos más, y pues por eso comencé a trabajar para poder ayudarlos”, expresó Gonzalo en diálogo con EL HERALDO Plus.

A pesar de las dificultades, el ahora joven no se dio por vencido y decidió trabajar sin dejar sus estudios de lado.

La Encuesta de Hogares de 2023 del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) revela que al igual que Gonzalo son más de 225 mil niños entre los 5 y 17 años los que se dedican al trabajo infantil, de los cuales 64 mil estudian y trabajan, y otros 161 mil dejan a un lado sus estudios para trabajar.

De todos los niños hondureños que trabajan, 120.763 se desempeñan en labores consideradas peligrosas, según el “Manual de implementación del listado de trabajos peligrosos” de la Secretaria de Trabajo (Setrass), es decir, que el 54% de estos menores trabajan en condiciones de riesgo.

En otras palabras, esto significa que por cada diez niños que trabajan, cinco realizan labores peligrosas y hasta mortales.

Cifras Altas

Las preocupantes cifras del INE revelan que siete de cada diez niños que realizan trabajo infantil no estudian, mientras que el resto va a la escuela, pero también ejecutan actividades a cambio de remuneraciones.

Es importante resaltar que el 64% de niños que trabajan en Honduras viven en zonas rurales, lo que evidencia la falta de oportunidades y los recursos limitados en estos puntos geográficos.

Sin embargo, las cifras registradas por World Vision Honduras son aún más altas, debido a que antes de la pandemia había 400 mil menores ejerciendo trabajo infantil, no obstante estiman que después de este tiempo la cantidad aumentó a 900 mil.

Allan Cruz, subdirector del Proyecto Futuros Brillantes de World Vision, explicó que aunque ellos consideran los más de 200 mil niños en trabajo infantil contabilizados por el INE “hay una categoría que no esta ahí y son todas aquellas niñas que están en labores domésticas”, dijo.

“Hay muchísimas niñas en este país, sobre todo en el área rural, que están en la casa; entonces el INE no las registra como ocupadas porque están en la casa, pero en realidad no es que no estén sin hacer nada, están cuidando adultos mayores, cuidando hermanitos, haciendo labores de casa”, lamentó Cruz.

En su página web la organización mencionó que el trabajo infantil “no solo es una vulneración a los derechos de niñas y niños, también perpetúa un ciclo de pobreza al evitar que tengan acceso a la educación y a las diferentes oportunidades de crecimiento y desarrollo”.

Fuente El Heraldo