Huracán en Haití: ¿catástrofe natural o económica?

3693

El huracán Matthew deja a su paso por Haití, uno de los países más pobres del mundo, más de 800 muertos. La comunidad internacional vuelve a saber de este país, olvidado durante los últimos años después del terremoto de 2010.

Mientras los grandes medios informaban de la llegada del huracán Matthew a las costas de Florida (EEUU) no se percataban que la gran catástrofe estaba sucediendo a su paso por Haití. Como suele ocurrir en los países más pobres el número de muertos va creciendo lentamente. Aunque las cifras oficiales hablan de más de 800 muertos hay organismos que afirman que se han superado las 1.000 víctimas.

Ya pasó hace más de 6 años con el terremoto devastador que mató a 316.000 personas (se tardó un año en saber esta cifra), 350.000 más quedaron heridas, y más de millón y medio de personas se quedaron sin hogar. Fue una de las catástrofes humanas más graves de la historia.

Los vientos huracanados, que alcanzaron los 300 km por hora, arrasaron las infraviviendas en las que vivía la población después del terremoto. Lo peor se lo ha llevado el sur del país, ahí han quedado inservibles carreteras y hasta el aeropuerto.

El paso del tifón ha afectado a más de un millón y medio de personas y cerca de 400.000 con necesidad urgente de atención. El gobierno habla de desolación, de una imagen de guerra.

Las agencias informan que lo peor vendrá después de la catástrofe con las enfermedades como el cólera y la recuperación de la zona devastada. Pero  ¿se ha informado lo que le ha pasado al país más pobre de Iberoamérica durante estos 6 años? ¿se ha informado de las epidemias de cólera que han sufrido?

El impacto de la ayuda humanitaria en la opinión pública es considerable, sobre todo para las grandes catástrofes humanitarias como sucedió con el terremoto de 2010. Se donaron miles de millones de euros, récords absolutos de recaudación, convirtiéndose las ONGs en grandes actores financieros (hay más de 10.000 en Haití).

Es difícil que un país crezca con ayuda internacional crónica. Durante los últimos 6 años ha habido una pregunta sin contestación ¿a dónde se ha dirigido esa inmensa ayuda y cómo se utilizado el dinero recaudado?

Recordamos las palabras de Eduardo Galeano sobre Haití: “nada tiene de nuevo el ninguneo de Haití. Desde hace dos siglos, sufre desprecio y castigo.” Este país fue el primero en abolir la esclavitud en 1804, aunque ha sufrido esta lacra en todas sus diversas formas hasta nuestros días. Un país tutelado por el BM y el FMI condenado a la miseria y a las ayudas económicas eternas.

Redacción Solidaridad.net