Id y Evangelizad 138 “África, tierra de mártires”

1075

África tierra de mártires

Editorial

Uno de los elementos característicos de la fe cristiana es lo paradójico de sus propuestas. El mensaje que anuncia la Iglesia rompe con la lógica de este mundo, como lo expresan las páginas del evangelio: para ser grande hay que hacerse pequeño, para ser el primero hay que hacerse el último, para ser auténticamente rico hay que hacerse pobre o para ganar la vida hay que perderla.

→Descarga el extracto de la revista Id y Evangelizad

Esto es precisamente lo que está ocurriendo en la Iglesia Católica del inmenso continente africano: una Iglesia viva, entusiasta, con diversidad de vocaciones, con enraizamiento en la ortodoxia doctrinal, perseguida y martirial. De esto último, da cuenta una larga historia que tiene como ejemplo paradigmático a Nigeria y «la masacre del domingo de Pentecostés» en la que fueron asesinados 40 cristianos durante la misa por extremistas armados. Sus muertes vienen a engrosar los más de 52.220 cristianos asesinados en los últimos catorce años en dicho país según el informe «Cristianos mártires en Nigeria» publicado por Intersociety. Así, el 90% de los mártires del año 2022 en el mundo son de Nigeria. Sin embargo, ejemplos como este se repiten en diversos países del continente: Camerún, Chad, Kenia, Somalia o Libia, donde recordamos a los 21 mártires coptos asesinados en 2015.

El P. Buetubela Balembo, rector de las Facultades Católicas de Kinshasa, durante el Congreso «Los mártires de Asia y África» celebrado el año 2000 en Roma afirmaba: «las causas del martirio en África son diferentes, pero pueden resumirse en la novedad de vida traída por el anuncio del Evangelio. La predicación de la Buena Noticia crea siempre un contraste entre lo que se era antes y lo que se es después de la adhesión al cristianismo. Este contraste, este choque, no es aceptable por los no creyentes, ni por los poderes totalitarios y dictatoriales»

Ciertamente muchos cristianos asesinados, aún no han sido reconocidos oficialmente como mártires; sin embargo, su testimonio de fidelidad está siendo estudiado por la Iglesia Católica. La proliferación de la realidad martirial en el mundo, destacadamente en África, ha impulsado al Papa Francisco a instituir una Comisión con el nombre de Nuevos Mártires-Testigos de la fe que tiene como objetivo recoger los testimonios de los miles de cristianos que durante el primer cuarto de siglo han demostrado su fidelidad a la fe incluso hasta ofrecer su vida.

¿Cómo es posible que en el continente más expoliado del planeta, inmerso en constantes guerras, hambrunas que claman al cielo, persecución de cristianos a todos los niveles, millones de esclavos que extraen las materias primas para nuestras sociedades del bienestar, puedan estar generando comunidades cristianas con una gran vitalidad, con una espiritualidad profunda, con una intensa vivencia de la liturgia y capaces de una transmisión de la fe tan seria hasta dar la vida como supremo testimonio de amor y fidelidad al Señor?. La respuesta la daba en el siglo II un africano llamado Tertuliano, quien expresaba el sentir de las comunidades cristianas de la época afirmando: «La sangre [de los mártires] es semilla de nuevos cristianos». Porque el martirio cruento e incruento constituye la expresión de la adultez de la fe que evangeliza en profundidad a propios y extraños.

Puedes suscribirte aquí y recibir la revista completa en papel

Revista Id y Evangelizad (Colaborador)