ILP para la regularización de migrantes: “Frente a un capitalismo salvaje y uniformador”

342
Imagen de combonianos_brasil en Pixabay

Los grupos de la Cámara Baja, salvo Vox, han dado luz verde a la iniciativa legislativa popular que busca regularizar la situación de más de medio millón de migrantes en nuestro país.

Nota: Desde esta redacción expresamos nuestra alegría por la asunción parlamentaria de esta iniciativa, y esperamos que se traduzca en una expresión más amplia de la defensa de la dignidad del ser humano (aborto, eutanasia, leyes contra la familia y la solidaridad…)

También deseamos que en este proceso no se pierda la perspectiva de las causas que provocan las migraciones (hambre, guerra, injusticia Norte-Sur…)


Declaraciones de D. Luis Arguello presidente de la CEE

“Es hora de superar una polarización provocada por intereses politiqueros”. Con estas palabras, el presidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Valladolid, Luis Argüello ha expresado su defensa a la regularización extraordinaria de más de 500.000 extranjeros que habitan en España desde noviembre de 2021. Esta iniciativa se conoce como Iniciativa Legislativa Popular y se ha puesto sobre la mesa por el proyecto Esenciales, en el que se unieron hasta 900 organizaciones sociales.
Luis Argüello: «La vida es sagrada, merece ser protegida, ¿es tan difícil ponernos de acuerdo?»

A través de un comunicado en la red social X, Argüello ha mostrado la intención de «abordar conjuntamente cuestiones nucleares para el bien común», tanto en la escena nacional, pero también mundial, teniendo en cuenta «el respeto a la dignidad humana».

La Iniciativa Legislativa Popular, ILP, ha expuesto que esta «cuestión ética» radica en el valor «sagrado» de cualquier persona, cuyo planteamiento es esencial para que los seres humanos no sean considerados a una «banda de ladrones» por el Estado.

El presidente de la CEE ha explicado que, pese a que estos migrantes ya forman parte activa de la sociedad, trabajando y participando activamente de ella, siguen malviviendo. «Regularizar es nacer normal en el Estado lo que ya es normal», ha expuesto, sabiendo que no están exentos de cumplir con sus obligaciones legales.

«Desprecio de la dignidad humana»

No se queda simplemente en la regularización de los extranjeros, sino que va un paso más allá, pretendiendo «abordar la cuestión migratoria como signo del mundo global en su conjunto».
Los obispos lamentan la aprobación de la ley del aborto: «Es el derecho del fuerte sobre el débil»

Luis Argüello ha cuestionado que, mientras en Europa se aprueba el aborto como un «derecho humano», rechaza a los inmigrantes. «Ambas decisiones suponen un desprecio de la dignidad humana», ha sentenciado. Igualmente, cuestiona el papel del «capitalismo moralista y uniformador» que impera a nivel global y, por medio de su «forma salvaje de biopolítica», emplea la migración y la salud reproductiva para «jugar con los reemplazos poblacionales».