Incidente en Castilla León con la multinacional ZARA.

2793

El señor Amancio Ortega tiene muchas razones para estar contento. De forma silenciosa se ha hecho el hombre más rico de España; sus negocios marchan viento en popa; sus empleados, a cambio de unas poquitas acciones, le defienden a muerte; las ONGs se creen todo lo que les dice; decide la programación de la televisión pública; y hasta la policía cree que está feo denunciar la explotación que hacen las empresas textiles del Norte en los países del Sur. ¿No se lo creen? . Lean esta historia.
A principios de octubre estamos difundiendo Autogestión en las calles de Valladolid y al personal de Zara le escandaliza que pongamos una exposición de denuncia de la esclavitud infantil. El crimen consiste en que aparecen los anagramas de las marcas de la matriz de Zara, Inditex. Exigen su retirada y los militantes nos negamos- Llaman a la policía nacional y se presenta una furgoneta de policías que se dedican a escuchar a las encargadas de la multinacional: todo el argumento de defensa de la empresa consiste en que un reciente programa de televisión emitido por Canal Plus les daba la razón: Se callan hipócritamente que el 26 de mayo pasado se censuró a última hora y se impidió la emisión del programa de «Línea 900» titulado «Trapos sucios» donde se implicaba con nombres de marcas concretas a empresas españolas con talleres de explotación en el Sur. Pero como ya hay un programa que les da la razón y ninguna institución ha denunciado la censura que sufren quienes quieren denunciarlos, pues se lían la manta a la cabeza y se creen con derecho a criminalizar a quien ose destapar sus trapitos sucios.

La policía cuando constata que nuestra presencia pública no incumple ninguna ley ni ordenanza o decreto, nos pide muy amablemente que retiremos el cartel sobre el grupo Inditex; que no merece la pena fastidiar la convivencia.
No lo quitamos e invitamos a Zara a presentar una denuncia formal y que un juez se atreva a valorar los contenidos de-una denuncia moral y solidaria con los esclavos de la tierra.
Así están las cosas. La calle es cada vez más para los centros comerciales y menos para el pueblo. Ellos pueden inundar la calle de sus carteles y el pueblo está bajo sospecha judicial cuando se le ocurre alzar la voz por la justicia.

Efectivamente, el señor Ortega seguirá estando contento … hasta que los consumidores y ciudadanos empecemos a ser conscientes de que podemos pincharle el globo cuando nuestro consumo sea ético.

SOLIDARIDAD.NET YA INFORMÓ SOBRE LA MULTINACIONAL INDITEX

Amancio Ortega uno de los hombres más ladrones del mundo
ZARA: las maquiladoras gallegas; capitaneadas por el hombre más rico de España
08/01/2003: En 1998 cincuenta millones de consumidores de todo el mundo contribuyeron con sus compras a incrementar el poder de Zara. Son más de 1376 establecimientos los que Amancio Ortega mantiene desde EEUU a Japón, y desde Argentina a Kuwait. Pero Zara no es más que el buque insigna de las Industrias de Diseño Textil Sociedad Anónima (Inditex), tercer grupo mundial de confección y venta de ropa(por detrás de la estadounidense GAP y la sueca HM), y que posee, entre otras, las cadenas y marcas Massimo Dutti , Pull & Bear, Kiddy´s Class, Brettos, N&B, Lefties, Trisko, Zintura, Bershka,…llegando a más de 150 marcas registradas.
El volumen anual de ingresos de Inditex superó en 1998 la friolera de 268.000 millones de ptas.(un 33% más que en 1997). El valor total del 80% de Inditex que posee Ortega supera los 800.000 millones , lo que le sitúa como el hombre más rico de España, seguido por Emilio Botín. Las nuevas previsiones para este año hablan de aperturas en lugares tan dispares como Polonia, Brasil, Canadá y Arabia Saudí.
Amancio Ortega comenzó como recadero, allá por los años cincuenta, en una tienda de confección textil; con el tiempo fue ganando experiencia en el sector trabajando en diferentes establecimientos, hasta que se decide a copiar, elaborar y vender una bata (deseada por las mujeres de La Coruña y que muy pocas podían comprar) bajo la clave de que el mayor beneficio en la industria textil se obtiene en la venta al por menor. Con el dinero ganado en este negocio, en el año 1963 abre un taller en La Coruña con el nombre de Confecciones GOA. Ortega controlaba todo el proceso, así que se adaptaba continuamente a la demanda y a las últimas tendencias. En 1989 se decidió salir al extranjero. De esta manera nace Inditex S.A. grupo que engloba hasta 17 sociedades de fabricación, 17 de comercialización y otras tantas en diversos sectores(Banco Gallego, Fondos Galicia, concesionarios de Audi, Mitsubishi, Porche, Toyota, con el Deportivo de la Coruña y con Antena 3 Televisión).
Esta historia puede parecer la de un hombre que se hace a sí mismo, sin embargo siempre ha escondido desde sus inicios la explotación del esfuerzo ajeno a través de la economía sumergida y del trabajo en condiciones precarias. Esta economía sumergida se extendió desde Galicia al norte de Portugal, creándose la división lusa de Zara, y a partir de ahí el despliegue a Francia, Grecia, Luxemburgo, Bélgica, Italia, Alemania y Reino Unido…hasta en Nueva York abren tiendas suministradas con el material fabricado en México. Estas condiciones de mano de obra precaria se extienden a Marruecos, Turquía, Grecia, Hungría, Isla Mauricio, Pekín, y especialmente a países asiáticos como Taiwán, Corea del Sur, Vietnam, India…De todos estos lugares recibe Zara en Arteixo (La Coruña), las telas cortadas (dicen que como retales a efectos aduaneros) de sus diferentes modelos, que serán posteriormente ensambladas por las cooperativas y talleres, sometidos implacablemente a la presión del «just in time» (justo a tiempo). Esta diversidad de proveedores le dota de una flexibilidad que le permite marcar el precio de la materia prima, y también de la mano de obra. El presupuesto de la producción, de esta manera, viene fijado por el precio que se presupone al que se puede vender el producto en el mercado. El sistema «justo a tiempo» implica que la empresa no quiere stocks de producción y pretende abastecer todo lo que la demanda, en un momento dado, pida. Pero estas condiciones obligan a los talleres a fuertes oscilaciones de trabajo, pasando de paradas a meses de trabajo con jornadas laborales de 13 a 16 horas, incluso pasando noches sin dormir, todo por un sueldo mínimo para sobrevivir. A este horario infrahumano se le añaden las condiciones pésimas de trabajo: poca luz, mucho ruido, no se pueden sentar, encargados con actitud chulesca -pisoteando la ropa diciendo que es una mierda-,…y si se les ocurre protestar , las frases preferidas de los jefes son:»Mira, si no estás de acuerdo, ahí están los negros deseando trabajar»…Las trabajadoras conocen esta situación, por eso, después de trabajar 10 horas diarias, cobran por 5 y firman por 8. Para redondear el sueldo que ronda las 90.000 ptas algunas empleadas doblan turno con un horario que va desde las 8:00 h. hasta las 24:00 h. con sólo 15 minutos para comer.
La doctora en Psicología del Trabajo y de las Organizaciones, Mar Iglesias, describe en sus estudio sobre «Panorámica sociológica del sector textil gallego» la imagen típica de la manufacturera textil gallega en economía sumergida:»grupos de mujeres que acuden a los talleres a la hora señalada con el carro de la compra, para recoger el material y llevárselo a casa…». La proliferación del trabajo clandestino sin seguridad social se mueve, además en torno a los talleres subcontratados por Zara, a los de otras grandes firmas como Caramelo, Adolfo Domínguez, Roberto Verino, Mango,…
Ante esta grave y denunciable situación, da vergüenza apuntar los comentarios de los representantes de los «también grandes» sindicatos: «No podemos presionar mucho porque en Portugal producen a mitad de precio»…

Amancio Ortega es la primera fortuna de España y la veinticinco del Mundo. Su imperio tiene 1.376 tiendas en 41 países y el valor en bolsa supera, los 12.000 millones de euros. Las ganancias de Inditex se elevaron un 22% en el primer semestre del 2002. El señor Ortega ha amasado su fortuna explotando a miles de trabajadores, especialmente mujeres. Querido lector te proponemos un boicot absoluto a Inditex.