¿Qué le duele a Zapatero?

2250

Dicen los burócratas del PSOE y sus voceros del País, la Sexta, La Cuatro… que a Zapatero le ha ‘dolido mucho’ el tener que adoptar las recientes medidas de recorte del gasto social: bajada de sueldos a funcionarios, congelación de pensiones, supresión del cheque bebé… Medidas que cuantifican los técnicos del gobierno en una disminución del déficit público de 15.000 millones de euros: 5.000 en el 2010 y 10.000 en el 2011.

Permítanme que lo dude y mucho, eso del dolor de Zapatero. A los pocos días de aprobarse estas medidas en el Parlamento, el gobierno del PSOE ha aprobado otras dos que nos van a suponer mayor endeudamiento público, menor recaudación de impuestos y mayor evasión fiscal de los ricos.

La primera salió publicada en el Boletín Oficial del Estado del 29 de mayo. Se trata de  un Real Decreto-ley por el que se autoriza al Estado al otorgamiento de avales durante el año 2010 por un importe máximo de 95.900 millones de euros, con el siguiente detalle:

·         13.500 millones de euros para el Sector Eléctrico.

 

·         27.000 millones de euros para garantizar las obligaciones económicas exigibles al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

 

·         53.900 millones de euros para garantizar las obligaciones económicas exigibles a la sociedad anónima denominada “Facilidad Europea de Estabilización Financiera”, derivadas de las emisiones de instrumentos financieros, de la concertación de operaciones de préstamo y crédito, así como de cualesquiera otras operaciones de financiación que realice dicha sociedad en el marco del Mecanismo Europeo de Estabilización Financiera de los Estados miembros de la Zona del Euro.

O sea que mientras se recortan 5.000 millones en los presupuestos del 2010 con sacrificios para los que menos tienen, se comprometen a golpe de BOE y con el silencio de los medios de comunicación social y del resto de los partidos políticos parlamentarios, nada menos que 95.900 millones de euros para mayor enriquecimiento de las multinacionales y la banca

 

¿Quién se cree que a ZP le duela nada? ¿Quién se lo cree cuando este gobierno acaba de autorizar un producto que permite que los ricos paguen menos impuestos?

 

Así es. El gobierno ha autorizado que las grandes fortunas españolas puedan invertir en los SIF luxemburgueses (fondos de inversión especializados, por sus siglas en ingles), uno de los productos estrella del Ducado, hasta ahora vetado fiscalmente en nuestro país. Para ello, el gobierno ha admitido esta figura en el marco de la modificación del Convenio con Luxemburgo, que ya no será considerado como un paraíso fiscal.

Los grandes patrimonios no pierden el tiempo, y ya se están poniendo en contacto con sus asesores para buscar fórmulas fiscales atractivas, preparándose para el caso de que el Gobierno anuncie una subida de impuestos a los ricos, y Luxemburgo figura como uno de los principales destinos del capital de estos inversores. Los SIF cuentan con especial atractivo si la fórmula que elige el Gobierno es elevar la tributación de las Sicav, ya que apenas pagarían un 0,01% por el Impuesto de Sociedades en el Ducado, frente al 1% actual de España, que podría aumentar. Constituir estos SIF exige un gasto de entre 30.000 y 150.000 euros y un capital mínimo de 1,25 millones de euros, por lo que son sólo aptos para ricos.

Parece que el gobierno está preparando el terreno a los ricos, así cuando decida subirles los impuestos, ya les ha posibilitado la fuga de capitales.

¿Quién se cree que a Zapatero le duelan los sacrificios impuestos al pueblo? Los hechos son los hechos, y a la vista de ellos y volviendo al principio del artículo, a mi me parece que lo único que le preocupa a Zapatero es que se le están complicando las próximas citas electorales.