La 'beautiful' se cuela otra vez en el PSOE

2487

En el Partido Socialista temen que la historia se repita. Recelan del poder de los independientes sin carné que llegan del mundo financiero. La cena de 1.400 euros de Carlos Arenillas, vicepresidente de la CNMV, la Sicav que comparte con su esposa, la ministra Mercedes Cabrera, las acusaciones de Conthe al 'clan Sebastián' y las conexiones de Intermoney levantan suspicacias.
Domingo, 29 de abril de 2007, número 370.  Nueva Economía, EL MUNDO

F. Núñez


“Se nos ha colado otra vez en el partido la beautiful people”, dice un destacado representante socialista en referencia a la situación generada por la dimisión del presidente de la CNMV, Manuel Conthe, y en particular al cruce de acusaciones con su vicepresidente Carlos Arenillas, así como por la actuación de la Oficina Económica de La Moncloa en la guerra de las OPA sobre Endesa y en otras operaciones como el intento de asalto al BBVA.


Por si fuera poco, a Arenillas se le ha acusado de incumplir la Ley de Incompatibilidades de los altos cargos, se le ha pillado en una cena de más de 1.400 euros invitado por un teórico supervisado y empiezan a aparecer informaciones sobre su anterior sociedad de valores (Intermoney) por haber participado en operaciones intradia para mantener bajo el valor de Endesa y favorecer la OPA de Gas Natural o la actuación de otras agencias para mantener alta la cotización para que los accionistas no acudieran a la OPA de la alemana E.ON.


En Intermoney participó también Miguel Sebastián, actual candidado del PSOE a la Alcaldía madrileña y ex jefe de la Oficina Económica así como el actual secretario de Estado de Economía, David Vegara, que a la vez fue consejero de la Sicav de Arenillas y de su esposa, la ministra de Educación, Mercedes Cabrera. En este clan de amigos se incluye también a José Pérez, ex director de Estudios y de Supervisión del Banco de España, que era su caballo blanco en la operación de Sacyr por hacerse con el BBVA y que ha vuelto a sonar como candidado de este grupo a la Presidencia de la CNMV.


Al final, el vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, ha propuesto al catedrático Julio Segura (consejero del supervisor) como candidato de consenso para evitar un nuevo enfrentamiento, en plena crisis institucional, con este clan si proponía a Soledad Abad, ex jefe de su gabinete. Ahora, sólo hace falta saber quién ocupará en la CNMV el cargo que deja vacante Segura.


«Son siempre los mismos», comenta esta fuente. «Llegan como independientes y liberales, no tienen carné ni se afilian, proceden del mundo financiero, donde el partido tiene menos apoyo y luego hacen y deshacen mientras que los que llevamos muchos años en el día a día tenemos que aguantar luego el chaparrón». Aunque existe mucha distancia y hay diferencias notorias, en el PSOE se tiene en la retina los escándalos de la antigua beutiful people en la época de los Mariano Rubio o De la Concha que estremecieron los pilares del Gobierno de Felipe González y que provocaron el abandono de la política del ex ministro de Economía Carlos Solchaga.


Según Vicente Martínez Pujalte, portavoz adjunto del PP, «esto no ha hecho más que empezar». Tras las acusaciones de Conthe en la Comisión de Economía sobre las presuntas presiones de la Oficina Económica para favorecer a Enel y Acciona, los populares han decidido hacer su propia comisión de investigación ante la falta de apoyo del PSOE. Y han presentado una denuncia en la Fiscalía anticorrupción contra los jefes económicos de Zapatero (Miguel Sebastián y su sucesor David Taguas), Arenillas y la consejera y directora general del Tesoro (Soledad Núñez) para que investigue posibles delitos de «prevaricación, cohecho, negociaciones con empresas públicas y tráfico de influencias». Los populares creen que la invitación de Conthe a Arenilllas a que presentara también su dimisión, y, sobre todo la filtración de la cena de Arenillas con el gestor Ravinder Mehra, de orígen hindú, han impedido que este clan presentara batalla para que el ex directivo de Intermoney y vicepresidente de la CNMV presidiera la entidad.


Mehra, que según ha podido saber este periódico, «está impresionado y sobrepasado por la trascedencia de su cena con Arenillas», lleva desde principio de los 90 en España, donde aterrizó en el Banco Santander después de su periplo financiero por Nueva York. Es uno de los grandes gurús en fondos de alto riego (hedge fund) y creador, junto a Emilio Botín (hijo), del primer fondo español de estas características. «Está forrado», dicen en fuentes del sector, aunque ha sufrido varios varapalos.


Para una de sus empresas, Vector Investment Advisor, trabajó José Antonio Expósito, el escolta del tránsfuga socialista madrileño, Eduardo Tamayo, cuando en 2003, junto a la diputada María Teresa Sáez, decidió no apoyar a Rafael Simancas en su investidura y posibilitó la llegada de Esperanza Aguirre a la Presidencia de Madrid.


En fuentes de la CNMV reconocen que Arenillas ha sido el primer sorprendido de que en pleno fregado de la dimisión de Conthe se hiciera pública su cena con Mehra y que se conociera que su cese como administrador y liquidador de la sociedad de valores Tagomago Investment, la sociedad patrimonial familiar, se produjera un año después de su toma de posesión en la CNMV. Arenillas se ha defendido diciendo que su puesto en Tagomago suponía una mera administración del patrimonio familiar legalmente compatible con su labor en el organismo.


El artículo 7 de la Ley de Incompatibilidades de altos cargos, vigente en ese momento, señala que quienes ostenten competencias reguladoras, de supervisión o de control sobre sociedades del mercado organizado y en relación con aquéllos valores de que sean titulares «deberán contratar para la gestión y administración de tales valores o activos a una entidad financiera registrada en la Comisión Nacional de Mercado de Valores» sin que pueda recabar ni recibir instrucciones de inversión de los interesados. Se trata de la contratación de lo que se denomina broker ciego.


Y según fuentes del PP, «este broker ciego tiene muy buena vista porque de su administración se ha ocupado Intermoney, la agencia de valores fundada por el propio Arenillas». Por ejemplo, la Sicav Tagomago Investment está presidida en la actualidad por Juan Muñoz (también es consejero), que ahora es secretario y consejero de Intermoney Gestión.


«Lo que no es tolerable es que el vicepresidente del supervisor mantenga contactos fuera del despacho por ejemplo con el gestor más importante de fondos de inversión alternativa», añade esta fuente.


Se refiere a la cena del 11 de octubre en el lujoso restaurante Zalacaín de Arenillas con Ravinder Mehra, gestor y fundador de Vega Asset Management, el hedge fund español más importante, con sede en las islas británicas, que creó en 1988 junto a Emilio Botín O'Shea (salió más tarde la firma) y un grupo de ex directivos del Santander. Era la época en que este tipo de fondos no podía comercializarse en España.


Con sede en Madrid, Nueva York y en las Islas Caymán, la supergestora Vega, que llegó a tener unos activos patrimoniales (de grandes fortunas) superiores a los 12.000 millones de dólares, ha vivido varias etapas convulsas porque los gestores del hedge fund adoptaron decisiones que no fueron acertadas: apostaron por la subida de la renta fija a largo plazo y se olvidaron de aumentar el control de riesgos.


La última crisis fue en verano de 2005, con un abandono casi masivo de sus clientes y de su patrimonio, que fue recogida por la prensa internacional (Wall Street Journal y Financial Times y que llegaron a apostar por su cierre.


Hace un año, Vega firmó una alianza con el BBVA mientras que el propio Mehra, que opera desde su chalet en La Moraleja en Madrid (Alcobendas) sigue gestionando de forma independiente varios de estos fondos. Para esta alianza se creó una joint venture (denominada Próxima Alfa Investments) con la aportación de 2.000 millones de dólares y con un 49% de participación para Vega, y de 1.000 millones por parte del BBVA para controlar el 51% de la sociedad.


Causalidad o no, 20 días después de la cena entre Arenillas y Mehra, la junta de accionistas de Proxima Alfa acordó modificar el objeto social por otro mucho más amplio para gestionar carteras, administrar y gestionar fondos de capital riesgo, asesorar sobre inversiones y custodiar y administrar las participaciones. En el BBVA dicen que no tiene nada que ver una cosa con la otra.


Pero, en fuentes financieras, se recuerda «las diferencias» suscitadas entre esta entidad y Arenillas sobre la aparición en la CNMV en 2005 de una denuncia por una presunta estafa, que luego quedó archivada, por la venta hace una década larga de FG Valores (propiedad del actual presidente del BBVA, Francisco González) a Merril Lynch.


Este fue uno de los ejemplos que implícitamente sacó Conthe en el Congreso en su comparecencia a la hora de mencionar las presiones sobre la CNMV de la Oficina Económica del Gobierno. Mehra, que según otras fuentes conoce a Arenillas desde su etapa en Intermoney, pudo servir de puente en este nuevo proyecto del hindú con el banco. El 16 de noviembre la CNMV autorizó a Próxima Alfa la comercialización de hedge funds en España. Y, a principios de este mes, la CNMV le ha aprobado ocho nuevos productos de inversión libre.


De la cena, bien regada de vino (una botella de Barca Velha de 1995, con un precio de 142 euros y otra de La Tache Romanée Conti de 2002, que costó 654 euros, más 334 euros de licores) pudo salir también la contratación del hermano de Arenillas (antes trabajó para Axa Ibercapital y el Banco Santander) por la gestora de Mehra y casualmente un mes después la CNMV autorizó la comercialización de varios fondos en España.


De Mehra se dice que es un gran profesional, un avanzado en este mundo de las inversiones alternativas y que «le sobra el dinero». Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Nueva Delhi y Doctor en Administración Industrial por la Escuela de Negocios Carnegie Mellon, comenzó su carrera profesional en 1980 en el Citibank de Nueva York como agente de Divisas y Mercados Monetarios. Llegó a ocupar el cargo de agente Principal de Citicorp Investsment Bank. Inició un negocio de intermediación de derivados en Tradition North América Inc. y después se incorporó al Marine Midland Bank (subsidiria del HSBC) como consejero y jefe del departamento de Finanzas Transaccionales.


También ha sido primer vicepresidente y director de Derivados del HSBC en Nueva York. De esta entidad llegó al Banco Santander en 1990 como tesorero en la sucursal de Nueva York y más tarde ocupó el cargo de Tesorero Internacional del banco así como consejero delegado de la Gestión de Activos No Tradicionales, el primer embrión de fondo alternativo en España.


En el PSOE también están sorprendidos por lo que está pasando. Algunos diputados han comentado a este periódico que siguen sin entender por qué Zapatero se obsesionó «con llevarse a Miguel Sebastián a La Moncloa y crear una Oficina, que nunca ha dejado de controlar, y que sólo ha servido para ningunear a Solbes y meternos en líos».


Miguel Sebastián, que fue despedido por el BBVA por apoyar la reforma del IRPF de un sólo tramo que anunció el PSOE en la oposición y que de inmediato apareció en el equipo económico de Zapatero, fue quien designó a su amigo Arenillas para ocupar el cargo de vicepresidente de la CNMV.


«Creíamos que no nos volvería a pasar, que había aprendido la lección, pero de nuevo tenemos a los ricos y liberales de la beutiful people dentro del Gobierno»», dicen estas fuentes.