La defensa de la vida humana no tiene excepción

1714

Carlos Llarandi comenzó destacando la pérdida de valores fundamentales en la sociedad actual, pérdida de valores que llevan a acontencimientos como el de hoy de 11 de Marzo (11 M). La defensa de la vida no tiene excepción.



Debido a los acontecimientos sufridos el 11 de Marzo (11 M), la conferencia Hambre y Elecciones de Carlos Llarandi comenzó con un minuto de silencio por la víctimas.

Carlos Llarandi comenzó destacando la pérdida de valores fundamentales en la sociedad actual, pérdida de valores que llevan a acontencimientos como el de hoy de 11 de Marzo (11 M).

La defensa de la vida no tiene excepción. Tenemos que luchar por toda vida, no podemos abrir espitas en campos en los que desconocemos las consecuencias. Hemos visto como los nacionalismos desembocan en violencia, de hecho cualquier nacionalismo es excluyente y por lo tanto insolidario con el ser humano.

La defensa del ser humano no debe de tener excepciones. Nos horrorizamos de forma evidente ante los terribles atentados que hemos sufrido. Pero nadie se ha puesto a pensar en los muertos de hambre y sufrimiento que puede generar en Argentina el mero hecho de haber devuelto al FMI una cantidad de dinero (3.100 millones de dólares) equivalente a la que los europeos nos supone comer golosinas durante 4 meses.

La defensa de la vida no tiene excepción. Más de 80.000 abortos anuales en España alentados principalamente por un cuarto supuesto arbitrario y a disposición de la firma del psicólogo de una clínica abortiva. Si esa firma estuviese en manos de un psicólogo imparcial el número de abortos en españa descendería drásticamente (lo que pone de subversivo el 4º supuesto). Recordamos que esta ley la ha implantado el Partido Popular alza como paladín de los cristianos.

La defensa de toda vida no tiene excepción. Cada día mueren 100.000 personas de hambre, no porque sean pobres, vagos, sucios, desorganizados y un sinfín de tópicos. La producción mundial crece a un 50% y la población a 5%, entonces no es cierto que vivimos una excesiva demografía. Las causas de esa mortalidad las debemos buscar en otro sitio.

El problema del hambre, que es el problema que más muertes crea cada día, no se está abordando con la importancia que tiene. Mientras en España muchos problemas se resuelven desde el campo de lo político el hambre se resuelve desde el campo del asistencialismo, mediante apadrinamientos de verguenza, telemaratones etc… ¿Por qué no se plantea el problema del hambre con todo seriedad políticamente? Por qué ningún partido político presenta un proyecto serio para solucionar el problema del hambre? Sólo un partido político ha presentado intención de alcanzar en ayuda al desarrollo el 0,7 dentro de varios cientos de años, pero… ¿Por qué no dicen lo que robamos?

Los partidos políticos no pueden presentar soluciones a los problemas esenciales del ser humano, porque no son ellos los que gobiernan. El 14 de marzo Botín ganará las elecciones, a pesar de las siglas resultantes. Polanco ganará las elecciones, a pesar de las siglas resultantes. Porque son estos poderosos los que realmente cambian las leyes, o estas se sujetan a los intereses de estos. Los juicios rápidos aprobados en España son para los pequeños delincuentes, no para los Albertos ni para los Polancos. Al revés, Polanco ha estado transgrediendo la ley con sus cadenas de televisión Localia. Y ahora la ley cambiará para beneficiarle a él.

La defensa de la vida humana no tiene excepción. 400 millones de niños esclavos en el mundo. De ellos 300.000 son niños soldados que algunos morirán o matarán con armamento español ¿Qué partido político ha denunciado a las empresas de armamento españolas? ¿Qué sindicato ha planteado una huelga en firme como se hizo antes de 1914 para parar la guerra?

Los partidos no mandan porque se deben a sus dueños, los partidos no mandan porque sólo pueden decidir en materia de legislación en un 10%, el resto les viene impuesto.

No hay un partido de izquierda que plantee con seriedad la solidaridad. Y los partidos liberales manejan a las personas como máquinas, como datos estadísticos. Lo primero que hacen los partidos al llegar al poder es subirse el sueldo.

Ante estas pinceladas ponemos de relieve que todos los partidos están imponiendo una cultura de muerte. Una cultura de muerte que generan poco a poco un ambiente de inconformismo que se manifiesta en la cantidad de pequeños partidos políticos que van floreciendo poco a poco.

Habrá que luchar por una nueva sociedad de la cultura de la vida. Una sociedad donde la defensa de toda vida no tenga excepción. Donde se plantee una sociedad solidaria y autogestionaria, una sociedad donde los propios ciudadanos decidan y no estén cohartados como lo estamos nosotros en esta sociedad. ¿Se puede llamar democratica una sociedad que para poder presentar un proyecto de ley hacen falta 500.000 firmas? ¿Se puede llamar democrática una sociedad en la que en la actualidad hay más complicaciones para alzar la voz de los empobrecidos que en los tiempos de Franco?

Habrá que construir una nueva sociedad, solidaria y autogestionaria, juntos podemos crearla, habrá que unir esfuerzos para crear una cultura de la vida.