La EUTANASIA es un CRIMEN

2430

El Partido SAIn (Solidaridad y Autogestión Internacionalista) y el Movimiento Cultural Cristiano han convocado una acción no-violenta en respuesta a la campaña pro-eutanasia del Dr Montes en Burgos, encabezada por una pancarta con el lema 'No Matarás'.

El Doctor Montes, implicado en numerosas muertes de enfermos por sedación excesiva en el Hospital de Leganés, está impartiendo conferencias por toda España a favor de la eutanasia; una de ellas tuvo lugar ayer por la tarde en Burgos en el Teatro Principal.


El informe pericial que estudió el caso que se abrió a partir de las denuncias que acusaban al doctor de practicar la eutanasia activa con centenares de pacientes, reconoció una «mala práctica médica» en la aplicación de la sedación terminal a pacientes que no estaban en una situación que lo exigiese y que merecían ser tratados para su curación. Esta mala praxis fue reconocida por el juez que instruyó dicho caso, en el que la ausencia de autopsias impidió la imputación criminal.


No obstante, Zapatero ha mostrado públicamente su apoyo al Doctor afirmando que se trata de un profesional «digno» perseguido por haber tratado de que las personas «mueran dignamente». Se sitúa así en línea con la declaración realizada por el ministro de Sanidad quien señaló que «la eutanasia es una asignatura pendiente en la sociedad» y que reabriría el debate al respecto.


Sin embargo, la realidad demuestra que no se trata de un debate pendiente, sino inexistente. Numerosos profesionales médicos en contacto diario con enfermos terminales afirman, desde su experiencia, que las necesidades de éstos son muy diferentes y que ni uno solo les ha planteado el tema de la eutanasia. Se trata por tanto de un debate forzado y manipulador que oculta otros como el de la necesidad de potenciar la familia, que cuida a más de un millón de enfermos en sus casas, y el de cómo y por qué cuidar mejor a nuestros mayores y enfermos cercanos a la muerte.


El falso socialismo de hoy nos quiere hacer ver la eutanasia como progresista, pero la equiparación de izquierda y promoción de la eutanasia es una contradicción con los valores que toda izquierda debe defender. En el mundo han sido regímenes totalitarios los que la han promovido. El régimen nazi la consideraba una práctica piadosa para eliminar las «vidas indignas de ser vividas»; la consecuencia fue el asesinato de 800.000 enfermos. También en aquella ocasión se preparó una campaña mediática basada en películas que intencionadamente manipularan la sensibilidad social.


Entonces como ahora la Iglesia Católica es la única institución que defiende la dignidad sagrada de la persona humana desde la concepción hasta la muerte natural. La denuncia de la eutanasia como asesinato por los obispos alemanes recrudeció la persecución de los católicos por el nacismo, como hoy la Iglesia es perseguida y calumniada por la defensa de toda vida humana.


Tanto la eutanasia, como el aborto o la manipulación de embriones humanos, generan y fomentan una mentalidad eugenésica, negándonos nuestra dignidad como personas. La generalización de la eutanasia extiende la mentalidad de que una vida con limitaciones no merece la pena ser vivida; la presión social puede llegar a generar un sentimiento de culpa sobre la persona enferma, de tal modo que piense que es una carga para su familia y para la sociedad.


Por todo ello, el Partido Solidaridad y Autogestión Internacionalista y el Movimiento Cultural Cristiano denuncian la eutanasia como crimen y la mentira de ofrecerla como «muerte digna», derecho del enfermo o acto de piedad, trabajando por la construcción de una sociedad solidaria basada en la defensa de la dignidad sagrada de toda persona humana desde su concepción hasta su muerte natural.