La evasión de impuestos es un factor clave de la desigualdad

3631

Economista autor de ‘La richesse cachée des nations’ (La riqueza escondida de las naciones)

El economista francés Gabriel Zucman, de 27 años, es experto en evasión fiscal

Zucman tiene pocos libros en su nuevo despacho de la LSE (acaba de llegar de Berkeley), pero uno de ellos es El Capital en el siglo XXI, la obra y tour de force de su exprofesor Thomas Picketty.Mayor_desigualdad_social_que_en_los_90

¿Cuáles son las principales conclusiones de su investigación cuantitativa sobre la evasión fiscal?

He calculado que el stock de patrimonio que se mantiene en cuentas offshore asciende a 7,5 billones de dólares. El 8% del total del patrimonio en el mundo. Para un país como España, más. No todo este dinero evade impuestos. Pero el 80% sí. Los impuestos que han sido evadidos cada año por individuos de elevado patrimonio a escala internacional llegan a 200.000 millones de dólares (cinco veces el déficit presupuestario español anual).

Estos 7,5 billones permitirían reembolsar la deuda pública de toda la periferia europea. ¿Cómo se calcula esto?

Yo lo calculo comparando los activos financieros -principalmente bonos y acciones- de un país con su pasivo. La discrepancia entre estas dos cifras es el dinero que desaparece en el mundo offshore. Y esta subiendo mucho. En el 2008 eran 4,5 millones y ahora son 7,5 billones. Es más, probablemente lo estamos infravalorando porque no incluyen inmuebles ni obras de arte. Ahora es fácil invertir en el mercado inmobiliario de lujo en ciudades como Londres sin pagar impuestos utilizando shell companies (empresas pantallas) afincadas en las Islas Vírgenes Británicas, las Caimán, Bermudas y otras.

Cuando hablas de una empresa pantalla, ¿a qué te refieres?

Hasta los años setenta, un evasor utilizaba una cuenta suiza con número pero sin nombre. Ahora esto es ilegal. Se usa una cuenta de una entidad pantalla, es una empresa con una dirección en Panamá u otro paraíso creada por los banqueros para que sea más difícil descubrir el movimiento del dinero.

¿Cuáles son los centros ‘offshore’ más utilizados por los evasores de impuestos?

Una tercera parte pasa por Suiza, 2,5 billones de dólares. Luego están Singapur, Hong Kong, las Islas Caimán, Jersey. Y, claro, Luxemburgo. Cada paraíso fiscal tiene su especialización. Las Islas Vírgenes Británicas y Panamá están especializados en la creación de empresas pantalla. Para el trust más vale ir a las Islas Caimán. Para establecer una fundación para ocultar su dinero, váyase a Liechtenstein.

¿De dónde son los evasores?

La mayor parte -el 60%- de Estados Unidos y Europa, pero crece la evasión desde países en desarrollo. Hay algún indicio de que hay mucho patrimonio español, portugués, italiano y griego en Suiza. Pero es difícil de saber porque las cuentas nunca están a un nombre propio, sino que se usan las empresas pantallas.EvasionImpuestos

¿Y las compañías multinacionales?

He estudiado las multinacionales estadounidenses, Amazon, Google, Apple… El porcentaje de los beneficios que estas empresas pagan como impuestos ha caído del 30% en los años noventa a sólo el 20% hoy en día. El 55% de los beneficios que estas empresas generan en el extranjero se declara en seis paraísos fiscales: las Bermudas, Suiza, Irlanda, Holanda, Singapur y Luxemburgo. Si hubiesen seguido pagando impuestos como hacían en los noventa, habrían entrado 200.000 millones de dólares más en las arcas de los estados. Dos terceras partes, se debe a la ingeniería tributaria, es decir el desplazamiento de beneficios de multinacionales usando paraísos fiscales. El resto tiene que ver con competencia tributaria entre países que ha creado una serie de recortes del impuesto de sociedades.

¿Quién evade más impuestos, los ricos o los ultra ricos?

Los bancos privados y gestores de riqueza (entidades como Goldman Sachs, Cap Gemini, Banco Santander) están concentrando sus actividades en el segmento de ultrarricos, con más de 500 millones de dólares de patrimonio. Estas fortunas están subiendo mucho más que otras y acaban en centros offshore.

¿Es decir que la concentración de la riqueza en manos de la élite comentada por Picketty impulsa la evasión fiscal?

Yo diría que es al revés. La evasión tributaria es un factor clave en la extrema desigualdad que vivimos y en la concentración de la riqueza. Cuando Picketty advierte que la renta sobre el capital crece a un ritmo mayor que el PIB, creo que uno de los motivos principales de esto es la evasión fiscal y los recortes de los impuestos sobre el capital.

Habría que diferenciar entre los recortes de impuestos sobre el capital y la evasión fiscal ¿no?

Pues no tanto. Hay un vínculo fuerte entre los dos. Uno de los motivos principales de que los gobiernos defendieran su decisión de bajar impuestos sobre el capital es el miedo a la evasión fiscal. Decían: «¡No podemos hacer nada; sólo recortar los impuestos a las multinacionales y las rentas altas!» Pero es falso. No es muy complicado cerrar los paraísos fiscales. Sólo hace falta aplicar sanciones comerciales, retirar permisos bancarios, dificultar la actividad internacional de los bancos. EE.UU. lo ha hecho en su legislación de intercambio de información, que aplica un impuesto del 30% sobre los bancos que usan paraísos fiscales sin permitir el intercambio de información.

Muchos gobiernos como el español hablan de la competencia tributaria como si fuera algo virtuoso, un elemento del paquete de competitividad, ¿no?

Nunca he llegado a entender ese argumento. Dicen que la competencia tributaria disciplina a los gobiernos. No hay ningún dato empírico que apoye esta idea. Estados Unidos, desde los años cuarenta a los setenta, tenía los tipos marginales sobre beneficios y patrimonio mas altos de la historia. Hasta el 90%. Pero fueron años de crecimiento robusto y creación de empleo.

¿Qué se debería hacer?

Calcular los impuestos que le toca pagar a Apple o Amazon según una estimación de las ventas o los clientes que tiene en indeterminado país. Así que si Apple vende más ordenadores en España que en Irlanda debe pagar más impuestos. Es fácil. Ya se hace con los impuestos de sociedades a nivel de los estados en EE.UU.. Cualquier país podría hacerlo aunque sería mejor llevarlo a cabo de manera coordinada, por ejemplo, en Europa.

Pongamos que llegue al poder en España un partido que esté de acuerdo con tus ideas, ¿Qué debería hacer?

Imagínese que España le dice a Apple que ha calculado que el 10% de sus beneficios globales se generan en España. Mil millones. Y le explica que aplicará el impuesto de sociedades a esos mil millones. Apple no puede hacer nada. Esto violaría las normas de la OCDE, así que lo lógico es pactarlo a nivel europeo. En cuanto se meta mano a los paraísos fiscales, todos los argumentos sobre la necesidad de recortar impuestos a los ricos para evitar la evasión caerán por su propio peso.

Juncker: elección imperdonable

Gabriel Zucman aplaude la filtración de 28.000 documentos de PriceWaterhouseCoopers en los que se puede verificar la complicidad entre las autoridades de este ducado/paraíso fiscal –encabezadas entonces por Jean-Claude Juncker, el nuevo presidente de la Comisión Europea– y más de 300 empresas multinacionales, entre ellas Pepsi, Ikea, Accenture, Burberry, Procter & Gamble, Heinz, JP Morgan y FedEx. En estos acuerdos se negociaron tipos de impuestos próximos a cero a la vez que PWC elaboró complejos sistemas de transferencia de beneficios entre diferentes paraísos fiscales para eliminar la factura tributaria de estas multinacionales. “Estas filtraciones deberían aprovecharse en Europa para cambiar el método de calcular los beneficios de las multinacionales; basarlo en la actividad real”, dice Zucman. La decisión de elegir al ex primer ministro de Luxemburgo como presidente de la comisión europea “es imperdonable”, en opinión del economista francés. “Juncker dice que por un lado están de acuerdo con la competencia tributaria y, por el otro lado, son partidarios de la armonización tributaria. No tiene sentido”, sentencia Zucman. “El pasado de Jean-Claude Juncker no podría ser peor en el área de los impuestos. Produce espanto que se considerase a Juncker la mejor persona para liderar Europa. Si lo comparas con la fundación de Estados Unidos, entonces eligieron a Jefferson o a Washington. En Europa eligen a Juncker”. Según el trabajo de investigación de Zucman, el pequeño ducado de Luxemburgo está ocultando casi 300.000 millones de euros en sus cuentas offshore.

Autor: Andy Robinson

Fuente: La Vanguardia