La FIFA, Qatar y otras filfas

2881

La FIFA se ha convertido en legitimador de regímenes políticos, con escaso respeto a los derechos humanos, o incluso con esclavitud. Los países elegidos (Brasil, Sudáfrica, Rusia y Qatar), realizan mega-obras que pagará «Juan Pueblo», en el que constructoras, marcas de ropa deportiva, políticos y altos directivos del futbol se benefician.

Sindicatos y organizaciones internacionales han vuelto a alzar la voz contra las «horribles» condiciones que soportan los trabajadores que construyen las infraestructuras para el Mundial de Fútbol de Qatar, que se celebrará en 2022. Hasta la fecha, 1.420 trabajadores de Nepal, India y Bangladesh han muerto en el emirato debido a las malas condiciones de seguridad durante las obras, lo que equivale a unas 40 muertes al mes entre 2012 y 2014, según cifras confirmadas por el grupo Playfair Qatar, que aboga por defender a los trabajadores migrantes.

Pero podría haber muchos más. Según esta organización, se estima que más de 4.000 personas morirán construyendo las instalaciones deportivas hasta que se celebre el Mundial. «Es más gente de la que jugará durante la Copa», señala Playfair Qatar.

Su coordinador, Stephen Russell, precisa a elmundo.es en una entrevista telefónica desde Londres que estas cifras se basan en el recuento de bajas mortales facilitado por las embajadas de Nepal y la India. «Qatar no está haciendo ningún seguimiento de los fallecimientos», señala. Estos datos podrían aumentar, ya que se espera un aumento del número de trabajadores migrantes en las infraestructuras de la Copa de Qatar, de medio millón a un millón, estima Russell. «Por cada partido que se juegue en el Mundial de 2022 habrán muerto 62 trabajadores», sentencia precisando que es una estimación «conservadora».

Terremoto en la FIFA

Un doble terremoto con epicentro en Zúrich sacudió este miércoles el mundo del fútbol. A primera hora del día, la policía suiza, en coordinación con las autoridades estadounidenses, detenía a siete directivos de la FIFA acusados de haber recibido durante casi 25 años sobornos y comisiones por una cifra total de más de 150 millones de dólares. De forma paralela, funcionarios de la fiscalía suiza registraron la sede del organismo en la misma ciudad en busca de “datos electrónicos y documentos” que confirmen las sospechas de irregularidades cometidas en la elección de las sedes de las Copas del Mundo de 2018 en Rusia y 2022 en Qatar.

Las dos operaciones suponen un golpe colosal para el prestigio de la FIFA, que se ve envuelta en un escándalo masivo de sobornos, blanqueo de dinero y corrupción.

Entre los siete detenidos en Zúrich se encuentran colaboradores tan cercanos de Blatter como el vicepresidente Jeffrey Webb. También está otro vicepresidente, Eugenio Figueredo. Solo uno de ellos ha aceptado un acuerdo de extradición inmediata a EE UU. Las autoridades estadounidenses disponen ahora de un periodo de 40 días para solicitar un procedimiento formal de extradición para los otros seis detenidos. En total, la Justicia estadounidense ha presentado cargos contra 14 altos cargos de la FIFA, de los que algunos han sido detenidos en varios países de Iberoamérica.

En otros artículos se ha denunciado como se expropia a los pobres sus viviendas en Brasil para realizar «jugosas reformas urbanísticas» a la sombra de estas políticas…

Sobre la mesa están ahora los mundiales de 2018 en Rusia y 2022 en Qatar…

Fuente: ElPais.com / ElMundo.es / Solidaridad.net

Autor: Luis Antúnez

Otros artículos: