La guerra de Siria: promoviendo la venta de armas

3687

Las operaciones militares de Rusia en Siria, a pesar de haber sido costosas, han provocado que se disparen las solicitudes de compra del equipamiento militar ruso usado en el país árabe

Parece ser que los 33.000 millones de rublos (500 millones de dólares) que se ha gastado Rusia por su operación antiterrorista en Siria (iniciada el 30 de septiembre de 2015) le van a salir a cuenta ya que gracias al despliegue militar realizado, podría ganar hasta 6000 o 7000 millones de dólares en nuevos contratos para la venta de las armas utilizadas en el operativo.

En Siria, matamos dos pájaros de un tiro. Por un lado, demostramos las capacidades de combate de nuestra tecnología militar y atrajimos la atención de los clientes, por otro, hemos probado más de la mitad de nuestra flota aérea en condiciones de combate», aseguraron fuentes rusas involucradas en la cooperación técnico militar entre Rusia y otros países.

Las fuentes además señalaron que los potenciales clientes están buscando comprar armas probadas en acción y que los aviones de combate partícipes en los bombardeos contra las posiciones de grupos terroristas como el EIIL (Daesh, en árabe) han sido el principal equipo militar solicitado.

En diciembre del año pasado, Argelia solicitó la compra de 12 bombarderos Sujoi Su-32, la versión de exportación del moderno Su-34. El primer lote de los Su-32 tendrá un costo de al menos 500 o 600 millones de dólares, y se podrían vender otras 6-12 aeronaves de este mismo modelo.
Por otra parte, Argelia también ha solicitado un Su-35S para pruebas y está interesado en la compra de al menos 10 de estos cazas cuyo valor total oscilará entre 850 y 900 millones de dólares.

Los contratos con Indonesia y Vietnam, que también estarían interesados, pueden superar los 1000 millones de dólares. Paquistán, otro potencial comprador, podría adquirir unos seis de los cazas rusos de cuarta generación por un valor aproximado de 500 millones de dólares.

Las guerras se han convertido por desgracia en una gran «exposición del potencial e industria militar» (de los fabricantes de unos países y otros…) su eficacia es probada cada minuto, mientras…

Un informe afirma que el número de muertos por la guerra de Siria duplica la cifra habitualmente manejada por medios y organizaciones humanitarias. Un informe del Centro Sirio para la Investigación Política reveló que, según sus cálculos, 470.000 personas habrían perdido la vida desde que empezó la guerra en marzo de 2011, frente a las 250.000 que se estimaba hasta ahora habían muerto en la contienda.

Sin embargo, el cuarto de millón de cadáveres, una cifra ampliamente difundida por la prensa, hace referencia a los muertos contabilizados por las Naciones Unidas hasta hace 18 meses.

Esta cifra supondría que un 11,5% de la población de Siria ha muerto como concuencia del conflicto armado, mientras que el número de heridos alcanzaría los 1,9 millones de personas. «Utilizamos métodos de investigación muy rigurosos y estamos seguros de estas cifras», ha indicado el autor del informe, Rabie Nasser, al diario británico ‘The Guardian’.